Migrantes en EU no se adaptan: Kelly

Llueven críticas al jefe del gabinete por sus descalificaciones; lo llaman “ignorante”

El jefe de gabinete de la Casa Blanca, John Kelly, defendió la posibilidad de separar familias como “elemento disuasorio” de los flujos migratorios. Foto: CAROLYN KASTER. AP
Mundo 12/05/2018 04:25 Víctor Sancho / Corresponsal Actualizada 04:35
Guardando favorito...

Washington.— El jefe de gabinete de la Casa Blanca, John Kelly, aseguró que la mayoría de inmigrantes indocumentados que llegan a Estados Unidos no tienen “las capacidades” ni se “integran bien” en su país, dada su baja educación y conocimiento de inglés, en unas declaraciones explosivas que despertaron todo tipo de críticas y recuperaron la imagen más antiinmigrante de la administración del presidente Donald Trump.

Kelly, quien anteriormente se desempeñaba como secretario de Seguridad Nacional, hizo los comentarios en una entrevista con la cadena radial NPR, en la que defendió la política de “tolerancia cero” con los indocumentados y la posibilidad de separar familias como “elemento disuasorio” de los flujos migratorios.

“La mayoría de las personas que se mueven ilegalmente hacia EU no son malas personas, no son criminales”, empezó justificando Kelly, “pero tampoco son personas que se integran fácilmente a EU, a nuestra sociedad moderna”, añadió. Definió a los inmigrantes como gente “principalmente rural”, de “educación primaria” y que “no habla inglés”, características que en su opinión hacen que no se adapten a la realidad estadounidense.

Casualmente, el abuelo materno de Kelly, de origen italiano, llegó a EU sin documentos y nunca habló inglés, como recordó un reportaje del portal Politico. Usuarios de las redes sociales retomaron ayer el tema para criticar la “hipocresía” de Kelly.

Las aserciones del jefe de gabinete son contrarias a lo que dicen la mayoría de estudios, que revelan que los inmigrantes se integran bien en la sociedad estadounidense y que aportan mejoras económicas y menos tasa de criminalidad que los nativos de ese país.

Estas descalificaciones no son las primeras que hace Kelly contra los migrantes. Hace unos meses, acusó a jóvenes indocumentados, conocidos como dreamers, de ser unos “vagos” por no apuntarse al programa DACA de protección a la deportación, obviando el alto coste de la solicitud (485 dólares) o el miedo a entregar todos los datos al gobierno federal.

Las críticas no tardaron en llegar. La líder del grupo hispano en el Congreso, la demócrata Michelle Lujan Grisham, lamentó los comentarios “intolerantes” e “ignorantes” de Kelly. “Sus ideas están arraigadas a los mismos errores e intolerancia que dirigen el pensamiento del presidente Trump y las políticas de su administración”, escribió el columnista Paul Waldman en The Washington Post.

Chris Lu, funcionario de la anterior administración de Barack Obama, tuiteó: “Mi papá venía de la China rural y hablaba poco inglés. Crió a un hijo que tuvo el mismo rango en la Casa Blanca de Obama que el que tiene Kelly. Diría que lo hicimos bien”.

Las declaraciones llegan en un momento en el que el tema migratorio regresó a primera plana, con la política de separación familiar en la frontera en plena aplicación. Kelly defendió la medida, diciendo que es un elemento disuasorio “muy duro” que no consideró “desalmado”.

“Los inmigrantes ilegales no deben tener derechos diferentes por el hecho de que sean inmigrantes ilegales”, añadió la actual secretaria de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen, comparando la separación familiar en la frontera con la supresión de la custodia de aquellos padres que cometen un crimen en territorio de EU.

Además, la batalla por una reforma migratoria ha vuelto al Congreso de la mano de un grupo de legisladores republicanos, con la presentación de una medida para obligar a una votación para aprobar una ley en ese ámbito.

Temas Relacionados
migrantes en EU John Kelly
Guardando favorito...
 

Noticias según tus intereses

Comentarios