Justicia pide prisión preventiva para Correa

Activan circular roja para que Interpol ubique al ex presidente ecuatoriano, a quien se liga con secuestro
Justicia pide prisión preventiva para Correa
Acusado. Rafael Correa, el ex presidente ecuatoriano, radica en Bélgica desde que dejó el poder, en el año 2017. (ARCHIVO. EFE)
04/07/2018
02:37
AFP
-A +A

Quito.— La Corte Nacional de Justicia de Ecuador dictó ayer orden de prisión preventiva contra el ex presidente ecuatoriano Rafael Correa, quien vive en Bélgica tras dejar el poder en 2017, por su presunta vinculación en el secuestro de un opositor en Colombia en 2012.

La jueza Daniela Camacho aceptó ayer el pedido pedido de la fiscalía en ese sentido y activó una circular roja para que la Interpol ubique a Correa con fines de extradición, luego de que el ex mandatario, de 55 años, incumpliera la orden del tribunal de presentarse desde el 2 de junio cada 15 días en Quito como medida preventiva del proceso judicial.

Correa, quien gobernó Ecuador durante una década, es acusado de los delitos de asociación ilícita y secuestro del ex diputado Fernando Balda, según la Fiscalía. La investigación todavía está en curso y el dirigente podría ser sobreseído antes de que la suprema CNJ lo llame a juicio.

El caso que enreda a Correa ocurrió en Colombia en 2012, cuando Balda fue víctima de un secuestro mientras estaba refugiado en Bogotá. El ex legislador del Partido Sociedad Patriótica (PSP) sostiene que cinco personas lo subieron a la fuerza a un automóvil, pero la policía colombiana interceptó el vehículo y logró su inmediata liberación. Balda, quien ya es parte de la acusación particular, afirma tener pruebas que implican directamente a Correa en el intento de secuestro.

El ex gobernante, quien alega tener un fuero especial que niega la justicia, reaccionó por Twitter: “Balda ya anunciaba en noviembre que se venían procesos judiciales que me pondrían orden de captura de Interpol. ¿Adivino o parte de un complot? Hagan sus apuestas”.

Además, cuestionó las motivaciones de la justicia en este caso que podría llevarlo a prisión, como ya ocurrió con el ex popular Luiz Inácio Lula da Silva en Brasil por acusaciones de corrupción.

“Fiscal puesto a dedo, jueza que se allana al desacato de la Asamblea Nacional, vinculación sin ninguna prueba, medida cautelar imposible de cumplir... ¿Saben cuánto éxito va a tener esta farsa a nivel internacional? No se preocupen, todo es cuestión de tiempo”, agregó.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS