Productores canadienses de marihuana con problemas para entrar a EU

Pese a que el consumo recreativo de marihuana es legal en Washington y Colorado, en el resto de Estados Unidos el cannabis está prohibido, por lo que canadienses que trabajen en esta industria tendrán problemas para ingresar a EU
Productores canadienses de marihuana con problemas para entrar a EU
(Foto: Archivo/EFE)
15/07/2018
12:07
Notimex
Ottawa
-A +A

Ottawa.- Con la legalización en Canadá del consumo recreacional de la marihuana a partir de 17 de octubre próximo, los trabajadores de los centros de producción y distribución debidamente registrados enfrentarían problemas para visitar Estados Unidos.

Pese a que el consumo recreativo de marihuana es legal en Washington y Colorado, en el resto de Estados Unidos el cannabis está prohibido y está clasificado como sustancia “Schedule I”, por lo que los canadienses que trabajen en esta nueva industria tendrían problemas para ingresar aunque no sean consumidores.

La aprobación del Bill C-45 en el Parlamento de Canadá ha sido una luz verde para todas las partes involucradas en esta nueva industria. Las productoras, empaquetadoras, distribuidoras y dispensarios se están preparando aceleradamente para atender al mercado canadiense a partir de octubre.

Mientras, las autoridades provinciales afinan los últimos detalles para determinar las regulaciones específicas en torno a la edad mínima del consumidor (la ley indica 18 años), si se podrá o no cultivar hasta cuatro plantas en casa y las tiendas que estarán autorizadas para vender el cannabis.

The Georgia Straight, un medio urbano de Vancouver, incluye entre sus secciones como “Música”, “Alimentos, “Cine” una nueva dedicada al “Cannabis” y afirma que “la industria canadiense del cannabis está en auge” y que el mercado legal de este producto en Norteamérica asciende a 10 mil millones de dólares.

“La investigación de mercado indica que esta tendencia continuará y que en tres años el mercado tendrá un valor de casi 25 mil millones de dólares”, escribió Sarah Leamon, abogada de defensa criminal.

Canadá es el primer país del Grupo de los Siete en legalizar la marihuana para uso recreativo y busca ser líder global del cannabis. Los centros que ya producen la hierba para uso medicinal podrán redoblar su producción para atender al mercado recreacional.

Asimismo, varias granjas que actualmente cultivan jitomates, pepinos, papas o flores, no descartan la posibilidad de incursionar en esta nueva producción, ya sea en invernaderos o en plantíos.

Con mucho más gente involucrada en esta nueva industria el bando para ingresar a Estados Unidos, ya sea por viaje de placer o de negocios, incluso de tránsito, se convertirá en un problema para quienes laboren en este sector, independientemente de su función.

“Cualquier canadiense que reciba una remuneración financiera por su participación o promoción de cannabis puede verse afectado", señaló Leamon.

"Esto significa que los empresarios, los inversionistas e incluso las personas que trabajen en algo relacionado al cannabis, aunque nunca toquen el producto, podrían ser impedidos de entrar a Estados Unidos”, apuntó la especialista.

Len Saunders, abogado estadounidense de inmigración cerca de la frontera con Canadá (Washington-Columbia Británica), dijo que a diario recibe llamadas de canadienses que trabajan en esta industria y que deben entrar a Estados Unidos por negocios pero que temen que se les prohíba la entrada.

Pese a que en el estado de Washington la marihuana es legal y que pronto lo será en Canadá, la frontera entre ambos estados es jurisdicción federal.

Entre las opciones que podría tener un canadiense que trabaje en la industria del cannabis y que le sea negada la entrada a Estados Unidos es solicitar una exención legal, pero esto es costoso, toma tiempo y requiere renovación.

Terry Lake, exministro de salud de Columbia Británica y ahora vicepresidente de una compañía de marihuana, dice que planea presionar al gobierno federal sobre el tema.

"Creo que realmente tendremos que presionar algunas discusiones con el gobierno federal para tratar de intervenir en nombre de cualquier persona que no esté directamente involucrada en la industria del cannabis, como por ejemplo alguien que hace sistemas de iluminación en un invernadero de marihuana", dijo.

Lake advirtió que "la capacidad de hacer nuestro negocio se verá severamente afectada si no podemos cruzar esa frontera".

VVCR

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS