¿Por qué se hacen bromas el 28 de diciembre?

Los expertos señalan que está tradición tiene sus orígenes en la Edad Media

¿Por qué se hacen bromas el 28 de diciembre?
El 28 de diciembre se celebra el Día de los Santos Inocentes, un día en el que las personas hacen bromas - Foto: Gregorio Borgia/AP
Mundo 27/12/2020 12:36 Ciudad de México Actualizada 12:39
Guardando favorito...

Este 28 de diciembre se celebra el Día de los Santos Inocentes, un día en el que muchas personas hacen todo tipo de bromas, por lo que es posible que escuches la siguiente frase: ¡Inocente palomita que te dejaste engañar!.

Sin embargo, parece extraño que las personas hagan bromas en esta fecha, ya que de acuerdo el Evangelio según Mateo, esta fecha fue el día en el que el Rey Herodes ordenó el asesinato de todos los niños menores de dos años que habitaran en la ciudad de Belén, ya que temía ser destronado como rey por el pequeño. 

Aunque no hay registros históricos de tal matanza, los historiadores concuerdan que es muy posible que Herodes ordenara este tipo de asesinatos, ya que era conocido por su sed de poder. 

También puedes leer: El día de los Santos Inocentes y su relación con Jesús

¿Por qué se hacen bromas el 28 de diciembre?

Aunque el 28 de diciembre se recuerda a los pequeños que fueron asesinados por el sanguinario rey, actualmente es un día en el que se practican bromas de todo tipo. Esto se debe a que durante la Edad Media, el Día de los Santos Inocentes se fusionó con una celebración llamada “La Fiesta de los Locos” y posteriormente la costumbre arribó a Latinoamérica. 

La Fiesta de los Locos

De acuerdo con el académico Ramón García Pradas, la Fiesta de los Locos se remonta a la Edad Media: “el 28 de diciembre, día de los Santos Inocentes, se elegía en la iglesia al obispo de los locos con el fin de pronunciar un discurso grotesco. Después acontecían una serie de excesos o desenfrenos".

El académico explica que estos “locos” iban por la calle “provocando verbalmente a las damas que encontraban, abucheaban a los cornudos y paseaban públicamente al marido dominado montándolo en un asno al revés”. 

Cabe destacar que los locos eran interpretados por personas importantes, quienes comúnmente pertenecían a la clase alta. 

R.P. Flogel describe estas fiestas de la siguiente manera: "En las catedrales se nombraba a un obispo-bufón. Este celebraba entonces un oficio solemne y daba su bendición. Los sacerdotes disfrazados entraban en el Coro bailando, saltando y cantando canciones picarescas. Los subdiáconos comían salchichas, jugaban a las cartas y a los dados sobre el altar; en  lugar de incienso, quemaban suelas de zapatos viejos y excrementos. Después de la "misa", cada cual bailaba y corría por la Iglesia a su gusto, y se entregaba a los mayores excesos; algunos se desnudaban por completo. Luego todos subían a carretas cargadas de excrementos y se hacían conducir por la ciudad tirando basuras al pueblo que los acompañaba(…) En Antibes los laicos tomaban el lugar de los sacerdotes en el Coro; se revestían de trajes sacerdotales rotos y al revés; sostenían también de abajo arriba los libros (del culto) que pretendían leer... no cantaban salmos ni himnos litúrgicos, sino que murmuraban palabras incomprensibles y berreaban como animales".

Esta fiesta tenía nombres diferentes en cada país y se celebraba en España, Francia, Alemania e Inglaterra. Varias investigaciones señalan que era común que un asno fuera llevado a la iglesia, en donde era nombrado como obispo

La académica María Eugenia Góngora indica que “la Fiesta de los Locos es una fiesta del Mundo al Revés, de inversión de las jerarquías, de desenfreno, de profanación consciente de lugares y palabras del culto sagrado”. 

miniature_fete_des_fous.jpg

También puedes leer: Memes para el Día de los Santos Inocentes

Los Santos Inocentes
De acuerdo con el Evangelio según Mateo, gracias a los tres reyes magos, el Rey Herodes se enteró del nacimiento de un niño que se convertiría en el rey de los judíos, lo cual significaba que perdería todo su poder: 

“Cuando hubo nacido Jesús en Betlehem de Judea, en tiempo del rey Herodes, unos magos del Oriente llegaron a Jerusalén, y preguntaron: ‘¿Dónde está el rey de los judíos que ha nacido? Porque hemos visto su estrella en el Oriente y venimos a adorarlo.’ Oyendo esto, el rey Herodes se turbó y con él toda Jerusalén. Y convocando a todos los principales sacerdotes y a los escribas del pueblo, se informó de ellos dónde debía nacer el Cristo”. 

Una vez que Herodes se enteró de aquella profecía, les pidió a los tres reyes magos que encontraran al niño “y cuando lo hayáis encontrado, hacédmelo saber, para que vaya yo también a adorarlo”.

Una vez que los magos encontraron a Jesús, sus sueños les alertaron que no debían informarle a Herodes sobre el paradero del niño. Mientras tanto, José, María y Jesús fueron hacia Egipto. 

Su sed de poder llevó a Herodes ordenar el asesinato de todos los niños menores de dos años en Belén y sus alrededores: “Entonces Herodes, viendo que los magos lo habían burlado, se enfureció sobremanera, y mandó matar a todos los niños de Betlehem y de toda su comarca, de la edad de dos años para abajo, según el tiempo que había averiguado de los magos”.

rubens_-_massacre_of_the_innocents_-_art_gallery_of_ontario_2.jpg

gm/acmr

Temas Relacionados
Guardando favorito...
 

Noticias según tus intereses

Comentarios

El Universal

Newsletter Al Despertar

Inicia tu día bien informado con las notas más relevantes

Al registrarme acepto los términos y condiciones