Se encuentra usted aquí

Iglesia alemana pide perdón por abusos

Difunden informe oficial que incluye 3 mil 677 casos; menores, las víctimas; Papa Francisco reconoce indignación de los jóvenes por escándalos
El papa Francisco, durante una misa ayer en la Plaza Libertad, en Tallin, la capital de Estonia. (AFP)
26/09/2018
01:54
Agencias
-A +A

Berlín.— La Iglesia católica alemana pidió “perdón” ayer por los miles de casos de abusos sexuales contra menores que cometieron sus sacerdotes durante décadas y por haber mirado hacia otro lado como institución, permitiendo que este escándalo prosiguiese e ignorando a las víctimas.

El presidente de la Conferencia Episcopal Alemania, Reinhard Marx, fue el encargado de pronunciar estas palabras en la presentación, en la localidad de Fulda, de un informe independiente encargado por la iglesia que documenta al menos 3 mil 677 casos de abusos sexuales, cometidos por mil 670 religiosos católicos entre 1946 y 2014, y apunta que esto es “probablemente la punta del iceberg”.

“Durante mucho tiempo se ha mentido en la Iglesia, se ha mirado hacia otro lado y se ha ocultado. Pido perdón por toda esta claudicación y por todo el dolor”, aseguró.

Marx dijo sentir “vergüenza” por “la confianza destruida, por los delitos cometidos por personas de la Iglesia” y “por los que miraron hacia otro lado por no tomarse en serio lo que sucedía y no preocuparse por las víctimas”. “No hemos escuchado a las víctimas y eso pasa factura. Mucha gente ya no cree en nosotros. Y lo entiendo”, concluyó el presidente de la Conferencia Episcopal.

El papa Francisco dio un mensaje en el mismo sentido. Durante una visita a Tallin, Estonia, donde participó en un encuentro con la iglesia luterana, admitió que los jóvenes se alejan de la Iglesia, indignados por “los escándalos económicos y sexuales ante los que no ven una firme condena”. Muchos, subrayó, “consideran la imagen de la Iglesia penosa e inclusive irritante”. Según Francisco, la Iglesia debe renovar el vínculo con los jóvenes y escuchar mejor a una “generación de la imagen y la acción, más que de la especulación”.

Ya en el avión papal, de regreso a Roma, dijo a periodistas que en el pasado se cubrían los casos de abusos a menores en la Iglesia o en la familia porque era “un modo de pensar” y que después la Iglesia se dio cuenta “de que había que luchar de otro modo”.

Antes “estas cosas se cubrían, y también se cubrían en casa cuando un tío violaba a la sobrina o el padre a los hijos porque era una vergüenza enorme, pero era el modo de pensar de los siglos pasados o del siglo pasado”. Citó el informe recientemente publicado sobre la investigación de los abusos en Pennsylvania, en Estados Unidos, sobre más de mil niños abusados por 300 sacerdotes en un periodo de 70 años.

“En el informe de Pennsylvania, por ejemplo, vemos que los primeros 70 años había muchos curas que habían caído en esta corrupción, pero en tiempos más recientes ha disminuido el número porque la Iglesia se ha dado cuenta que tenía que luchar de otro modo”, detalló.

“Es cierto que la Iglesia está bajo acusación, todos lo sabemos, conocemos las estadísticas”, reconoció el Papa argentino. “Si sólo un sacerdote ha abusado de un niño, es algo monstruoso”, insistió.

Nombrará a futuros obispos chinos. Francisco confirmó que tendrá la última palabra sobre el nombramiento de los próximos obispos de China, tras un “diálogo” con las autoridades comunistas sobre los candidatos. Se trata de la primera declaración del Papa a propósito del histórico acercamiento entre China y el Vaticano, firmado el pasado 22 de septiembre y que abre la vía a la normalización de las relaciones diplomáticas entre los dos Estados, rotas desde 1951. 

 

 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS