Haití: la inestabilidad de décadas que derivó en el asesinato de su presidente

Haití: la inestabilidad de décadas que derivó en el asesinato de su presidente
Foto: AFP
Mundo 07/07/2021 13:14 AFP Actualizada 13:14
Guardando favorito...

Haití, cuyo controvertido presidente Jovenel Moïse fue asesinado el miércoles, está sumido en una inestabilidad política crónica desde el fin de la dictadura de Jean-Claude Duvalier en 1986.

A continuación, los principales eventos que han marcado al país desde entonces. 

En 1986, el dictador Jean-Claude Duvalier es expulsado por un levantamiento popular y el ejército toma el poder. 

“Baby Doc” se había convertido en presidente vitalicio a los 19 años de edad, en abril de 1971, después de la muerte de su padre, François Duvalier, conocido como “Papa Doc”, quien llegó al poder en 1957 durante unas elecciones amañadas, estableciendo rápidamente un régimen dictatorial apoyándose en los “tontons macoutes”, su milicia personal. 

Después de 25 años de exilio en Francia, Jean-Claude Duvalier regresa a Haití en 2011, al año siguiente de un devastador terremoto.

Muere en 2014 de un infarto, sin haber sido juzgado a pesar de que la justicia haitiana había abierto unos meses antes una investigación en su contra por crímenes de lesa humanidad. 

Lee también: Primer ministro de Haití declara el estado de sitio tras asesinato del presidente Moïse

El 30 de septiembre de 1991, el sacerdote salesiano Jean-Bertrand Aristide, elegido presidente en 1990, es derrocado por un golpe militar y se exilia. 

Cuatro años después es restituido en el poder por una intervención militar estadounidense y termina su mandato en 1996, después de haber disuelto las Fuerzas Armadas de Haití (FADH), cuya historia estuvo marcada por golpes de Estado. René Préval le sucede. 

De nuevo jefe de Estado desde 2001, Aristide se ve otra vez obligado a dejar el poder en 2004, esta vez bajo presión de Estados Unidos, Francia y Canadá, por una insurrección armada y una revuelta popular. Se exilia en Sudáfrica. 

Durante dos años, el país queda bajo el control de la Organización de Naciones Unidas (ONU), que despliega 9 mil 500 cascos azules y policías internacionales. 

En 2006, René Préval es nuevamente elegido presidente. Al día de hoy, sigue siendo el único líder haitiano que ha terminado los dos mandatos autorizados por la Constitución. 

Michel Martelly, exfigura del carnaval elegida presidente en 2011, restaura las fuerzas armadas de Haití en 2015. 

El 7 de febrero de 2016 finaliza su mandato sin sucesor tras la cancelación de la primera vuelta de las elecciones presidenciales en octubre de 2015 por disputas y fraude masivo. 

Lee también: Quién era Jovenel Moïse, el polémico presidente de Haití asesinado en su casa

A continuación, el Parlamento designa como presidente provisional al presidente del Senado, Jocelerme Privert. 

Tras una larga crisis electoral, en enero de 2017 se confirma la elección del empresario Jovenel Moïse en una nueva votación en noviembre de 2016. 

Desde su toma de posesión en febrero de 2017, Moïse se enfrenta al rechazo de la oposición, que no reconoce su victoria. 
En 2018, el aumento de los precios del combustible provoca tres días de disturbios. 

En mayo de 2019, el Tribunal de Cuentas acusa al mandatario de "malversación de fondos" antes de asumir el cargo. 

La protesta se intensifica a fines de agosto debido a la escasez de combustible. 

Entre agosto y diciembre, cerca del 70% de las escuelas están cerradas debido a manifestaciones que se saldan con decenas de muertos, barricadas y el recrudecimiento de la actuación de las bandas armadas, de acuerdo con Unicef y la Unesco. 

Lee también: Asesinan a Jovenel Moïse, presidente de Haití

Tras la expiración en enero de 2020 del mandato de los diputados sin nuevas elecciones, el presidente sigue gobernando por decreto. 
Aumentan las manifestaciones contra la inseguridad, mientras aumentan los secuestros para pedir rescate. 

El 7 de febrero de 2021, el Consejo Supremo de la Judicatura decreta el fin inmediato del mandato presidencial. Pero Jovenel Moïse sostiene que le queda un año en el poder en virtud de la cancelación de las elecciones de 2015. 

El mismo día, las autoridades anuncian el fracaso de un plan golpista dirigido contra el presidente, quien dice haber escapado de un intento de asesinato. 

En marzo, el ejecutivo declara el estado de emergencia para restaurar la autoridad estatal en áreas controladas por pandillas. 

Está previsto que el país celebre un referéndum constitucional en septiembre después de varios retrasos debido a la pandemia de coronavirus. 

El 7 de julio, Moïse es asesinado en su casa por un comando armado conformado por extranjeros, según el primer ministro saliente, Claude Joseph, cuyo sucesor, Ariel Henry, fue designado dos días antes.

agv

Guardando favorito...
 

Noticias según tus intereses

Comentarios