18 | JUN | 2019
Representantes de más de una decena de países latinoamericanos y europeos, durante la reunión de ayer en Montevideo para abordar la crisis venezolana. Foto: AFP

Grupo de Contacto llama a comicios en Venezuela

08/02/2019
04:48
Agencias
-A +A
Ven en presidenciales solución a problemas del país; México dice “no” a injerencia y evita firmar declaración

Montevideo.— El Grupo de Contacto Internacional llamó ayer a elecciones presidenciales libres en Venezuela como salida pacífica a la crisis de la nación caribeña, y se comprometió a facilitar el envío de ayuda humanitaria. México no se sumó, bajo el argumento de que “por mandato constitucional” no puede apoyar “la injerencia política en otros países”.

“Acompañamos lo que tiene que ver con que haya comunicación y diálogo entre las partes y que haya una salida pacífica y democrática que excluya el uso de la fuerza, pero no podemos participar en algo que implique que nosotros determinemos el proceso político electoral”, sostuvo el canciller mexicano, Marcelo Ebrard, en una rueda de prensa al finalizar la reunión del Grupo de Contacto que se realizó en Montevideo. Agradeció que hayan dejado que México participara en el evento, que describió como “productivo, un buen diálogo, una buena conversación”.

En el encuentro compartió con el resto de los representantes de los países europeos y latinoamericanos presentes el Mecanismo de Montevideo, anunciado este miércoles por los gobiernos de Uruguay y México y por la Comunidad del Caribe (Caricom). Dicho mecanismo proponía iniciar un diálogo sin condiciones previas, pero no incluía el llamado a elecciones.

Aunque Bolivia se sumó oficialmente al mecanismo, se abstuvo de firmar la resolución conjunta del Grupo de Contacto, por no poder “asociarse plenamente con todos los párrafos del texto”, que fue rubricado por la Unión Europea y 11 países, incluyendo el anfitrión.

En el documento se resolvió coordinar la asistencia humanitaria con la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), y enviar una misión técnica a Venezuela.

En el encuentro, que no contó con representantes del gobierno venezolano ni de la oposición, Federica Mo-gherini, jefa de la diplomacia europea, dijo que la Unión Europea está lista para abrir una oficina en Caracas para garantizar que la ayuda humanitaria llegue a los venezolanos.

El Mecanismo de Montevideo seguirá la próxima semana su curso paralelo a la acción del Grupo de Contacto, con el envío de una delegación integrada por los ex cancilleres de Uruguay, Enrique Iglesias, y el mexicano, Bernardo Sepúlveda, así como la secretaria general Iberoamericana, Rebeca Grynspan, y un representante del Caricom.

Según Mogherini, la iniciativa será complementaria a las determinaciones alcanzadas en Uruguay.

El presidente venezolano Nicolás Maduro había respaldado el miércoles el diálogo y afirmó que su gobierno está “preparado” para participar en un proceso de entendimiento. Juan Guaidó, quien se proclamó presidente interino y es reconocido por unos 40 países, se negó a cualquier “falso diálogo” que permita a Maduro ganar tiempo.

Para Ebrard, en este momento es necesaria la comunicación entre la oposición y el oficialismo en Venezuela para tratar “los temas más urgentes”, como la situación humanitaria del país: “Vamos a seguir otra metodología... las conclusiones del mecanismo, cuando hablen los venezolanos entre sí, si logramos que eso suceda, pueden ser cosas muy diferentes, salidas políticas, pacíficas, pero nosotros no lo estamos determinando de antemano”.

El enviado de Estados Unidos para Venezuela, Elliot Abrams, criticó al Grupo de Contacto por hablar con Maduro: “Hacemos un llamado a los países para que reconozcan a Juan Guaidó y se unan a nosotros para responder a su llamado de asistencia humanitaria internacional inmediata”, dijo.

Horas antes, el almirante Craig Faller, jefe del Comando Sur estadounidense, dijo durante una audiencia en el Comité de Servicios Armados del Senado que “la situación en Venezuela es grave. El gobierno ilegítimo de Maduro mata de hambre a su gente”. Y señaló: “Mientras Rusia, Cuba y China apoyan la dictadura de Maduro, el resto del mundo está unido. El Comando Sur está apoyando los esfuerzos diplomáticos, y estamos preparados para proteger al personal y las instalaciones diplomáticas de Estados Unidos si es necesario”.

En Moscú, la portavoz del Ministerio de Exteriores, María Zajárova, denunció que Estados Unidos prepara un cambio de régimen violento en Venezuela, con la tapadera de una operación humanitaria: “Aquí no hablamos de democracia. Nadie se propone su restauración, buscan un cambio de régimen en Venezuela”. En el mismo sentido se pronunció Maduro, diciendo que Washington usa una “crisis humanitaria inexistente” como “excusa” para justificar una eventual invasión militar en el país petrolero.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios