En Indonesia, terremoto y tsunami matan a decenas

Autoridades médicas del país cifran en 30 los decesos; colapso de comunicaciones y corte de energía dificultan rescate
La gente camina entre cadáveres este sábado (tapados con plástico azul), un día después del terremoto y tsunami que golpearon Palu (arriba). Un centro comercial resultó dañado (izq.), y un sobreviviente es trasladado a un hospital, en Dongala (der.). AFP.
29/09/2018
04:54
Agencias
-A +A

Yakarta.— El terremoto y posterior tsunami que golpearon ayer la isla indonesia de Célebes causaron al menos 30 muertos, informaron fuentes médicas. El sismo, de magnitud 7.5, hizo colapsar edificios y la red eléctrica, dijeron las autoridades.

Olas de hasta dos metros de altura golpearon las playas al anochecer en Palu, un complejo turístico en crecimiento, y en la ciudad pesquera de Dongala, la más cercana al epicentro del terremoto a 27 kilómetros, agregaron funcionarios locales.

“Actualmente tenemos 30 cadáveres en nuestro hospital”, dijo Komang Adi Sujendra, director del hospital Undata en Palu, la capital de la provincia de Célebes Central.

Además, 21 personas se encuentran hospitalizadas. El presidente de Indonesia, Joko Widodo, pidió a los habitantes del país rezar por la seguridad de quienes se encuentran en las zonas afectadas.

Las autoridades no han dado cifra exacta de víctimas. “El terremoto y el tsunami causaron muchas víctimas fatales. Informes iniciales muestran que personas murieron entre los escombros de un edificio que se derrumbó”, dijo el portavoz de la Agencia Nacional de Mitigación de Desastres, Sutopo Purwo Nugroho. “Todavía se está calculando el número de víctimas y el impacto total”, agregó.

El Ministerio de Comunicaciones está trabajando para reparar 276 centrales eléctricas. Las réplicas, el colapso de las comunicaciones y el corte de energía dificultaban la coordinación de los esfuerzos de rescate, dijeron las autoridades. Además, las calles están cubiertas de agua.

Más de 600 mil personas viven en Palu y Dongala. El aeropuerto de Palu fue cerrado. No había reportes de daños en los yacimientos que producen petróleo y gas en el área, según el Ministerio de Energía.

“El tsunami de 1.5 a 2 metros ha retrocedido”, dijo Dwikorita Karnawati, titular de la agencia de meteorología y geofísica de Indonesia, BMKG. “La situación es caótica, la gente corre en las calles y los edificios se derrumbaron. Hay un barco que fue arrastrado a tierra”, agregó. BMKG emitió una advertencia de tsunami, pero la levantó una hora después. El tsunami golpeó posteriormente.

Imágenes de aficionados mostradas por la televisión local, que no pudieron ser confirmadas inmediatamente, mostraron el agua chocando contra las casas a lo largo de la costa de Palu e inundando una mezquita. La agencia nacional de búsqueda y rescate ordenó el despliegue de un gran barco y helicópteros para ayudar con la operación, dijo el jefe de la agencia, Muhammad Syaugi, quien agregó que no había podido contactar a su equipo en Palu. El ejército y la policía también proporcionarán tropas y equipos.

La embajada de México está atenta a la situación, tras los fenómenos. En un mensaje compartido en su Facebook y Twitter, puso a su “disposición el número de emergencias para protección y asistencia consular: +62-858-8891-0000”.

Afectada en 2005 por un sismo de magnitud 6.2, Palu es un complejo turístico ubicado al final de una bahía estrecha famosa por sus playas y deportes acuáticos. El área había sido golpeada por un temblor más leve a primera hora del día, que destruyó algunas casas, causando la muerte de una persona y heridas al menos a 10 en Dongala, dijeron las autoridades. Al menos 557 personas murieron y casi 400 mil resultaron desplazadas por cuatro terremotos de magnitudes comprendidas entre 6.3 y 6.9, que sacudieron la isla de Lombok entre el 29 de julio y el 19 de agosto pasados. 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS