Bien intencionada, buena comunicadora: "los ataques" del otro debate en Nueva Zelanda

Un día después del caótico debate entre los candidatos presidenciales en EU, las candidatas a primera ministra de Nueva Zelanda debatieron entre paz y calma, siendo la admisión de una de las partes de que consumió marihuana, la parte más escandalosa de la acción

Bien intencionada, buena comunicadora: "los ataques" del otro debate en Nueva Zelanda
Jacinta Ardern
Mundo 01/10/2020 12:01 Redacción Actualizada 12:01

Un día después del caótico debate entre los candidatos presidenciales en Estados Unidos, hubo otro que incluyó bromas, palabras amables y donde lo más escandaloso fue la admisión de una de las partes de que consumió marihuana. Se trató del debate entre las candidatas a primera ministra Jacinta Ardern, quien busca la reelección, y su rival Judith Collins, en Nueva Zelanda.

Ardern y Collins, exministra de Policía y Justicia, se enfrentaron ayer con miras a las elecciones del 17 de octubre, que se realizan en esta fecha tras haber sido pospuestas por un rebrote de coronavirus.

Pero lejos estuvieron de lanzarse insultos, o gritarse, como sucedió en el debate entre el presidente Donald Trump y el candidato demócrata, Joe Biden.

“Creo que es bien intencionada, y que es una muy buena comunicadora”, dijo Collins cuestionada sobre las cualidades de Ardern.

En cambio, Collins criticó los tiempos en que se decidieron las cuarentenas por la pandemia. En un momento, se interrumpieron. “Judith, ¿es posible que mantengamos el buen comportamiento en el escenario?, preguntó entonces Ardern. 

El debate continuó en los términos más amables. Hubo bromas, incluso, y coincidencias entre las candidatas, como por ejemplo cuando dijeron que era importante mantener medidas estrictas de prevención para que Nueva Zelanda siga libre de coronavirus.

Mientras en Estados Unidos Trump ha cuestionado a sus expertos en salud que han alertado sobre la situación de la pandemia, tanto Ardern, quien va arriba en las encuestas, como Collins, describieron a Ashley Bloomfield, director del Ministerio de Salud, como “considerado” y “competente”, respectivamente.
La declaración más escandalosa, que fue la que acaparó hoy titulares en la prensa, fue el reconocimiento de Ardern de que “hace mucho tiempo” consumió marihuana.

Además de elegir a quien será su primera ministra, los neozelandeses votarán dos medidas: si legalizar o no el uso personal del cannabis y la eutanasia. La actual premier no quiso señalar si ella está a favor o en contra de la legalización de la marihuana, mientras que Collins se mostró en contra.

“Lo que se decida, lo implementaré", dijo Ardern.

agv

Comentarios