15 | SEP | 2019
Unos visitantes “curiosos”
El mexicano Bernabé Millán Rascón, alias Berna o El Manco, miembro del Cártel Jalisco Nueva Generación fue detenido ayer en la madrugada (POLICÍA NACIONAL DE COLOMBIA)

Unos visitantes “curiosos”

10/10/2018
03:36
Redacción
-A +A
Un informe reveló que la intención del Cártel de Sinaloa era llegar al suroccidente de Nariño para adquirir cocaína

San José.— Después de una semana de seguimiento a un grupo de mexicanos en la zona de manglares aledaños al océano Pacífico, en el sector norte del sureño departamento colombiano de Nariño, la Dirección Antinarcóticos de la Policía Nacional de Colombia perdió el rastro de aquellos “curiosos visitantes”.

Encubiertos como turistas, los mexicanos penetraron a la zona con el objetivo de cumplir con una misión del Cártel de Sinaloa: comprar cocaína.

Un informe que la Dirección entregó a EL UNIVERSAL reveló que las “primeras informaciones dejaban ver la intención del Cártel de Sinaloa de llegar hasta Tumaco”, municipio en el suroccidente de Nariño y fronterizo con Ecuador, “para adquirir el alucinógeno”.

“Varios ciudadanos mexicanos fueron vistos en el municipio del Charco [al norte de Nariño] simulando ser turistas. Allí se tomaban fotografías y disfrutaban del paisaje. Después de una semana se había perdido el rastro de estos curiosos visitantes”, admitió el reporte sobre una secuencia de hechos ocurridos en mayo pasado. De manera coincidente, “se observó a otro grupo de personas moviéndose por las costas de Ecuador muy cerca a la provincia de Esmeraldas”, en la costa noroccidental ecuatoriana sobre el océano Pacífico.

“Los controles técnicos fueron fundamentales para ‘marcar’ una de las embarcaciones que sería alquilada por esta organización narcotraficante”, narró el informe. Con las marcas, se logró el desen-lace exitoso del ataque a la mafia: en 15 días cuatro veleros fueron interceptados cerca del puerto de Manzanillo, en el estado mexicano de Colima, parte de un corredor en el Pacífico utilizado por los narcotraficantes para el contrabando de drogas del sur al norte de América.

Aunque los ocupantes de las embarcaciones intentaron deshacerse de la carga y arrojaron varios costales en fibra a las turbulentas aguas, 16 mexicanos y un ecuatoriano fueron detenidos por las autoridades mexicanas, que hallaron mil 300 kilos de cocaína “proveniente” de los manglares de Nariño, envueltos con cinta plástica y forrados con caucho látex.

Mantente al día con el boletín de El Universal

Comentarios