15 | FEB | 2019
UE pacta crear centros migratorios controlados
El presidente francés, Emmanuel Macron, durante una conferencia ayer al final de la segunda jornada de la cumbre del Consejo Europeo en Bruselas. (Stephanie Lecocq. EFE)

UE pacta crear centros migratorios controlados

30/06/2018
02:24
Inder Bugarin / Enviado
-A +A
Servirán de filtro para distinguir a quienes realmente necesiten protección; “Se desbaratará el negocio de los traficantes de personas”, dice Comisión Europea

Bruselas.— Los Veintiocho libraron su crucial cumbre sobre migración con un plan basado en la cooperación reforzada y que recupera la receta utilizada en el caso de la embarcación humanitaria Aquarius.

El nuevo planteamiento consiste esencialmente en crear fuera de Europa plataformas regionales de desembarque de las personas rescatadas en las operaciones de búsqueda y salvamento.

Al interior de la Unión habrá centros de acogida controlados. Estas instancias servirán de filtro para una rápida distinción entre los migrantes irregulares, a los que se retornará de manera automática, y las personas necesitadas de protección internacional, quienes serán reubicadas entre los Estados miembro bajo un criterio voluntario y no más de cuotas obligatorias.

“Será un método eficaz para desbaratar el negocio de los traficantes de personas”, aseguró el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, precisando que “eliminará los incentivos que empujan a las personas a embarcarse en travesías peligrosas”. La Comisión Europea tendrá la responsabilidad de afinar los detalles, para determinar cómo operarán los centros, en dónde se establecerán y quienes recibirán a los refugiados reubicados.

“Italia ya no está sola. Después de esta cumbre, Europa es más responsable y más solidaria”, destacó el jefe del gobierno italiano Giuseppe Conte, en su debut en un Consejo Europeo.

A principios de mes, por órdenes del ministro del Interior y líder de La Liga, Matteo Salvini, Italia cerró sus puertos a diversas embarcaciones con migrantes rescatados por ONG activas en la zona, como Lifeline y SOS Méditerranée.

En una operación que terminó en puertos españoles, el barco humanitario Aquarius tenía 629 personas a bordo.

Los jefes de Estado y de gobierno arrancaron la cumbre haciendo referencia a las medidas adoptadas desde 2015 y que han llevado a una reducción de los cruces ilegales en 95%.

Pero conforme las pláticas avanzaron el ambiente fue más tenso, hasta un punto en el que el premier italiano amenazó con vetar las conclusiones si los socios no mostraban señales concretas de solidaridad.

Luego de dos rondas de discusiones, tres versiones distintas de conclusiones y alrededor de 12 horas de conversaciones, los líderes pactaron un texto en el que se comprometen a intensificar el apoyo a la guardia costera de Libia y a las comunidades del litoral y del sur del Mediterráneo.

Cooperación con África. También acordaron elevar la calidad de la cooperación con África y fortalecer la Agencia Europea de la Guardia de Fronteras y Costas, incluida la financiación del nuevo cuerpo permanente de unos 10 mil guardias de fronteras que deberán entrar en actividad a más tardar en 2020. Desbloquearon el segundo tramo financiero para Turquía (3 mil millones de euros para operar como guardacostas comunitario), y asignaron 500 millones de euros al Fondo fiduciario de emergencia para África.

La canciller alemana Angela Merkel espera que los resultados obtenidos en Bruselas sean satisfactorios para el Ministro del Interior y líder de la Unión Socialcristiana (CSU), Horst Seehofer, quien virtualmente condicionó el futuro de la coalición de gobierno a un endurecimiento de las medidas migratorias nacionales y europeas.

Otro tema abordado por los líderes comunitarios fue el Brexit. Como estaba previsto resaltaron la falta de avances, particularmente sobre el futuro de Irlanda e Irlanda del Norte, y el marco de las relaciones futuras entre Londres y Bruselas.

La ministerial cerró con discusiones sobre el intento del presidente estadounidense Donald Trump por desestabilizar el comercio trasatlántico, con aranceles al acero y el aluminio, amenazas al sector automotriz y su acercamiento con el presidente Vladimir Putin, con quien tiene previsto reunirse el 16 de julio en Helsinki.

El presidente de la Comisión Europea, Jean Claude Juncker, anunció que viajará en los próximos días a Washington para “saber exactamente cuál es la situación” y reiterar que la postura de Europa es de defensa al comercio libre, basado en regales y entre socios fiables.

“No creo que lleguemos a un acuerdo, pero vamos a intentarlo”, indicó Juncker.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios