Trump y demócratas, en acuerdo tentativo por T-MEC

El nuevo acuerdo comercial largamente buscado con México y Canadá le daría a Trump y a su principal adversario, la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, un logro importante a pesar de la agitación de su probable juicio político

nancy pelosi
Foto: AP
Mundo 09/12/2019 12:55 AP Washington Actualizada 15:20

Los demócratas de la Cámara de Representantes han llegado a un acuerdo tentativo con los líderes sindicales y la Casa Blanca sobre una nueva redacción del acuerdo comercial entre Estados Unidos, México y Canadá, conocido como T-MEC que ha sido una prioridad para el presidente Donald Trump, de acuerdo con un asistente demócrata no autorizado para discutir las conversaciones y con el anonimato.

Los detalles aún deben ser finalizados y el Representante de Comercio de los EU deberá presentar la legislación de implementación al Congreso. No se ha programado ninguna votación. El asistente solicitó el anonimato porque el acuerdo no es oficial.

Estados Unidos, México y Canadá acordaron cambios sobre la implementación del nuevo tratado comercial norteamericano T-MEC, lo cual podría permitir la aprobación total del acuerdo firmado el año pasado para reemplazar al TLCAN, informó el lunes Fox Business.

"Se podría alcanzar un acuerdo definitivo en las próximas 24 horas, allanando el camino para la ratificación por parte de los tres países", dijo la cadena financiera citando varias fuentes que no identificó.

El nuevo acuerdo comercial largamente buscado con México y Canadá le daría a Trump y a su principal adversario, la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, un logro importante a pesar de la agitación de su probable juicio político.

Lee también La economía de nuestro país sería más grande si se hubiera ratificado el T-MEC: Trump 

Un anuncio podría llegar tan temprano como el lunes. Todavía tiene que firmar oficialmente el acuerdo, dijeron los asistentes.

En Washington, la Casa Blanca y la oposición demócrata, que controla la Cámara de Representantes, están "cerca de un acuerdo de principio", con lo que la votación en el Congreso estadounidense para dar luz verde al T-MEC podría tener lugar el 18 de diciembre, según la CNBC.


¿Qué implica el T-MEC?

El nuevo pacto comercial reemplazaría el Tratado de Libre Comercio de América del Norte, de 25 años, que eliminó la mayoría de los aranceles y otras barreras comerciales que involucran a Estados Unidos, México y Canadá. Los críticos, incluidos Trump, los sindicatos y muchos legisladores demócratas, calificaron al TLCAN como un asesino laboral para Estados Unidos porque alentó a las fábricas a mudarse al sur de la frontera, capitalizar a los trabajadores mexicanos de bajos salarios y enviar productos a los Estados Unidos libres de impuestos.

Semanas de ida y vuelta, monitoreadas de cerca por aliados laboristas demócratas como el AFL-CIO, han unido a las dos partes. Pelosi es una defensora del libre comercio desde hace mucho tiempo y apoyó el TLCAN original en 1994. Trump ha acusado a Pelosi de ser incapaz de aprobar el acuerdo porque está demasiado envuelta en un juicio político.

Lee también EU pide para región T-MEC producción total de acero 

Los demócratas de los distritos colindantes se han agitado por terminar el acuerdo, en parte para demostrar algunos logros para su mayoría.

Al ratificar el acuerdo, el Congreso podría levantar la incertidumbre sobre el futuro del comercio de los Estados Unidos con sus socios comerciales No. 2 (Canadá) y No. 3 (México) el año pasado y quizás darle a la economía de los Estados Unidos un impulso modesto. Los agricultores estadounidenses están especialmente ansiosos por asegurarse de que sus exportaciones a Canadá y México continúen sin interrupciones.

El representante comercial de Estados Unidos, Robert Lighthizer, negoció el año pasado el acuerdo de reemplazo con Canadá y México. Pero el nuevo acuerdo de USMCA requirió la aprobación del Congreso y el aporte de los principales demócratas como Pelosi y el presidente del Comité de Medios y Arbitrios Richard Neal de Massachusetts, quienes han estado involucrados en largas y detalladas negociaciones sobre disposiciones de aplicación y otros detalles técnicos.

Los líderes y legisladores republicanos se han agitado durante meses por el acuerdo, pero Pelosi ha trabajado arduamente para incorporar a los trabajadores. Los demócratas ven el pacto como significativamente mejor que el TLCAN y un respaldo del presidente de AFL-CIO, Richard Trumka, podría ser la clave para obtener un importante apoyo demócrata.

El pacto contiene disposiciones diseñadas para impulsar la fabricación a los Estados Unidos. Por ejemplo, requiere que del 40% al 45% de los automóviles se fabriquen en países que pagan a los trabajadores automotrices al menos $ 16 por hora, es decir, en los Estados Unidos y Canadá y no en México.

El pacto comercial cobró cierto impulso después de que México aprobó en abril una revisión de la legislación laboral requerida por USMCA. Las reformas están destinadas a facilitar que los trabajadores mexicanos formen sindicatos independientes y negocien por mejores salarios y condiciones laborales, reduciendo la brecha con los Estados Unidos.

México ratificó la USMCA en junio y ha presupuestado más dinero a finales de este año para proporcionar los recursos necesarios para hacer cumplir el acuerdo.

cg

Temas Relacionados
T-MEC

Comentarios