​Parlamento Europeo cancela fondos para adhesión de Turquía a la UE

La Eurocámara determinó que el gigante musulmán no está cumpliendo los compromisos asumidos como parte del Instrumento de Ayuda Preadhesión

Personas con gorras de la bandera de la Unión Europea
Foto: Archivo / AFP
Mundo 02/10/2018 19:36 Inder Bugarin / Corresponsal Bruselas Actualizada 20:28
Guardando favorito...

Los fondos comunitarios presuntamente asignados para generar en Turquía las condiciones para su ingreso en la Unión Europea, finalmente han sido cancelados por el Parlamento Europeo.

La Eurocámara determinó que el gigante musulmán no está cumpliendo los compromisos asumidos como parte del Instrumento de Ayuda Preadhesión.

Por el contrario, se ha ido alejando de Europa, especialmente por lo que respecta en términos de Estado de Derecho, democracia y derechos humanos.

Ante el retroceso del régimen encabezado por el presidente Recep Tayyip Erdogan, el plenario de Estrasburgo decidió suprimir la reserva de ayuda a Turquía, equivalente a 70 millones de euros en créditos de compromiso y 35 millones de euros en créditos de pago.

Los fondos pretendían apoyar las reformas políticas y contribuir a la adopción del acervo de la Unión.

Ahora Bruselas usará los dineros para reforzar el Instrumento Europeo de Vecindad para financiar acciones vinculadas a la lucha contra la migración ilegal en la ruta del Mediterráneo Central.

En concreto, 28 millones serán transferidos al paquete para el Norte de África del Fondo Fiduciario de la UE, y 42 millones para el fondo diseñado a apoyar el futuro de Siria y su región.

El resto de los recursos servirán para cubrir necesidades en materia de ayuda humanitaria de emergencia.

La resolución, diseñada por el eurodiputado rumano Siegfried Muresan, fue adoptada por el Parlamento por 544 votos a favor, 28 en contra y 74 abstenciones.

“Turquía se está alejando de la Unión Europea, los estándares democráticos están empeorando y los derechos fundamentales se están violando, lo cual significa que la UE no puede otorgar los fondos. Reviertan la tendencia y la UE apoyará”, declaró el eurodiputado del Partido Popular.

Los fondos de adhesión estaban congelados por acuerdo previo adoptado por la Eurocámara y el Consejo Europeo; y serían liberados “cuando Turquía lleve a cabo mejoras mensurables suficientes en los ámbitos del Estado de Derecho, la democracia, los derechos humanos y la libertad de prensa”.

El informe anual de la Comisión Europea sobre Turquía precisó que tras el intento de golpe de Estado del 15 de julio de 2017, y en virtud de las medidas adoptadas en consecuencia, los derechos civiles y políticos, incluida la libertad de expresión y reunión, experimentan “graves limitantes”.

Por ejemplo, se ha menoscabado ampliamente la independencia del Poder Judicial, así como el derecho a un juicio justo. “La sociedad civil ha sido sometida a una presión creciente”.

Desde el fallido golpe, más de 150 mil personas han sido enviadas a prisión preventiva, incluidos más de 150 periodistas.

La condición fijada, por consiguiente, no se cumplió, y por lo tanto, el Parlamento Europeo ha suprimido totalmente los importes consignados en la reserva.

Turquía tocó las puertas de adhesión a la UE por primera vez en 1987, pero esperó una década para recibir el título de candidato. Las conversaciones formales arrancaron en 2005, pero a la fecha sólo se ha cerrado provisionalmente el capítulo sobre investigación y ciencia.

En 2015, tras la crisis desencadenada por el éxodo de refugiados, asumió el papel de guardacostas de la UE a cambio de un paquete financiero por 6 mil millones de euros hasta el 2019.

Ankara alberga a más de 3.5 millones de refugiados sirios. La Comisión Europea reporta que tras el acuerdo con Turquía, los flujos pasaron de 10 mil llegadas diarias en octubre de 2015 a sólo 80 dos años después.

lsm

Temas Relacionados
Parlamento Europeo Unión Europea
Guardando favorito...

Recomendamos

Comentarios