Misterioso deceso de general precede diálogo de Venezuela en México

Raúl Baduel, general en jefe en retiro y militar de más alto rango encarcelado por el chavismo, murió el 12 de este mes; el régimen atribuyó el deceso a causas ligadas al coronavirus

Misterioso deceso de general precede diálogo de Venezuela en México
Foto: Archivo. El Universal
Mundo 16/10/2021 03:24 José Meléndez, corresponsal Actualizada 03:24
Guardando favorito...

San José. – La sorpresiva y misteriosa muerte el martes anterior en una cárcel de Caracas del venezolano Raúl Isaías Baduel, general en jefe en retiro, degradado y militar de más alto rango encarcelado por el régimen chavista, enrareció el escenario político previo a que este domingo empiece en México la cuarta jornada de negociaciones entre la oposición y el oficialismo de Venezuela.

Las dos partes volverán a sentarse frente a frente a partir de este domingo y hasta el próximo miércoles para continuar con unas pláticas que empezaron este año con jornadas del 13 al 15 de agosto y prosiguieron del 3 al 6 y del 25 al 27 de septiembre.

En un proceso lento pese al escenario venezolano de creciente deterioro político, socioeconómico e institucional, las conversaciones entre ambos bandos se realizan con la mediación de Noruega y con la capital mexicana como única sede y las de esta ronda, como en la previa, debatirán uno de los asuntos más sensibles del conflicto en Venezuela: independencia de poderes, con énfasis en una reforma judicial.
 

Con este panorama, la muerte de Baduel conmocionó a la fragmentada oposición venezolana, que se multiplica en facciones dentro y fuera de Venezuela, mientras el oficialismo preservó su imagen de unidad y fortaleza para eludir las presiones internas y externas.

A consulta de EL UNIVERSAL, fuentes opositoras venezolanas descartaron la posibilidad de que el deceso de Baduel pueda repercutir directamente en el presente y futuro de la mesa de negociación en México.

Sin embargo, la gravitación del general en la vida política venezolana fue clave desde que, en 1999, el también ya fallecido militar Hugo Chávez (1954—2013) se convirtió en presidente de Venezuela con respaldo de Baduel.

Recluido en una cárcel caraqueña, el general pereció el 12 de octubre anterior. 

El régimen del cuestionado presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, reportó que Baduel murió de un paro cardiorrespiratorio por el coronavirus, pero su familia desmintió repetidamente esa versión, pidió investigar para determinar las causas del fallecimiento y rechazó la cremación.

Nadeska Baduel, hija del general, recalcó en que el 9 de este visitó a su progenitor en prisión y nunca percibió que mostrara síntomas vinculados al virus. 

“A mi papá lo asesinaron lentamente por las condiciones de reclusión”, reprochó, por su lado, Margaret Baduel, otra hija, al acudir a una morgue caraqueña el 13 de este mes.
 

El fiscal general de Venezuela, Tarek William Saab, afín al oficialismo, tuiteó que Baduel expiró del paro cardiorrespiratorio “producto” del Covid—19 “mientras se le aplicaban los cuidados médicos correspondientes y recibido la primera dosis de la vacuna… Transmitimos nuestras condolencias a sus familiares y amigos”.
Salvó a Chávez

Baduel se convirtió en 2002 en una pieza crucial de Chávez. En abril de ese año, y presionado por una prolongada revuelta militar y política en su contra en lo que el oficialismo ahora describe como fallido golpe de Estado, Chávez aceptó dimitir, aunque luego desmintió que hubiera renunciado, y sufrió un derrocamiento temporal.

Opuesto a la salida de Chávez de la presidencia, Baduel encabezó un movimiento militar que logró reinstalarlo y, a partir de 2002, se transformó en una figura clave del chavismo como símbolo de lealtad castrense. 

En una rotación militar, en 2006 fue ascendido al grado de general en jefe y nombrado ministro de Defensa, en un puesto que ocupó hasta que en 2007 pasó a retiro, rompió con el chavismo e inició un calvario de presidio político.

A finales de 2007, e insatisfecho con el rumbo político del régimen chavista, Baduel se declaró en contra de un intento de Chávez de proclamar a Venezuela como un Estado socialista y exhortó a los venezolanos a oponerse a ese plan que fue sometido a referendo. Chávez salió derrotado de esa consulta popular.

No obstante, Baduel quedó en la mira del régimen y en 2009, acusado de corrupción, fue encarcelado y en 2010 sentenciado a casi ocho años de cárcel por apropiación indebida. “Soy un preso de Hugo Chávez”, acusó.

En prisión desde 2009, en 2015 se le concedió libertad condicional, pero en 2017 se le volvió a encarcelar porque habría violado ese beneficio. En 2018 fue degradado al acusársele, con otros 13 oficiales de alto rango, de conspiración contra el cuestionado presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, por lo que jamás volvió a recuperar su libertad.

Por la confusa muerte del general en jefe, el secretario general de la Organización de Estados Americanos, el uruguayo Luis Almagro, pidió a la ex presidenta chilena Michelle Bachelet, Alta Comisionada de Derechos Humanos de la Organización de Naciones Unidas, empezar una investigación independiente internacional para establecer las causas por las que falleció Baduel.
 

Almagro planteó su solicitud el jueves en la sede de la OEA en Washington, en compañía del abogado venezolano Omar Mora, defensor de Baduel, y de los embajadores de Venezuela ante el organismo interamericano, Gustavo Tarre, y la Casa Blanca, Carlos Vecchio.

Al destacar que, con Baduel, se sube a 10 presos políticos venezolanos que mueren bajo la vigilancia del régimen chavista, el venezolano Gonzalo Himiob, director del (no estatal) Foro Penal Venezolano, de Caracas, aseveró que “la responsabilidad sobre la vida y la salud de cualquier detenido recae sobre el Estado. Se exige continuamente tratamiento médico para los presos. Casi nunca hay respuestas adecuadas”.

En este contexto de acusaciones constantes contra el aparato político gobernante en Venezuela, las comitivas del oficialismo y de la oposición trabajarán a partir de este domingo y hasta el miércoles en un sensible punto de la agenda: “Respeto del Estado Constitucional de Derecho”.

Antes de la cita de finales de septiembre, que debió comenzar el 24, Estados Unidos insistió en la necesidad de una reforma judicial drástica y aclaró que la estructura de justicia debe dejar de ser usada como instrumento del oficialismo para atacar y acosar a los opositores.

Una clave del diálogo en México es que el oficialismo acepte insertar condiciones esenciales para unos comicios generales libres, justos y verificables y, en respuesta, la oposición negociará que EU levante las medidas punitivas económicas que impuso a Venezuela desde 2017 por violar los derechos humanos y alterar el orden democrático.

Con Holanda como acompañante de la oposición y Rusia del oficialismo, las dos delegaciones buscan resolver la honda crisis política, socioeconómica e institucional de Venezuela, que se agravó en 2014.

En la segunda ronda, ambas partes firmaron un acuerdo que ratificó la soberanía de Venezuela sobre la Guayana Esequiba, en el este venezolano y zona en reclamación con Guyana, ex colonia británica. También suscribieron un pacto social para atender las necesidades humanitarias de los venezolanos que se agravaron por el Covid—19.

Maduro fue desconocido en 2019 como gobernante por más de medio centenar de países que adujeron que se reeligió en 2018 en comicios ilegítimos y reconocieron al diputado opositor Juan Guaidó, jerarca de la Asamblea Nacional (Congreso unicameral) como presidente interino o encargado tras su proclamación en 2019 al amparo constitucional.

Lee también: Muere en prisión militar venezolano Raúl Baduel, considerado "preso político"

Guardando favorito...
 

Noticias según tus intereses

Comentarios

El Universal

Newsletter Al Despertar

Inicia tu día bien informado con las notas más relevantes

Al registrarme acepto los términos y condiciones