Suscríbete

Lucha antidrogas en Colombia llega a parques nacionales naturales

En el transcurso de 2018 diez zonas protegidas quedaron sin plantaciones ilícitas y en diciembre próximo se liberará una más, anunció el Ministerio de Defensa Nacional

Lucha antidrogas en Colombia llega a parques nacionales naturales
Fuerzas del Ministerio de Defensa Nacional de Colombia participan en operativos de erradicación de cultivos de hoja de coca, materia prima de la cocaína, en un parque nacional natural colombiano. (Ministerio de Defensa Nacional de Colombia)
Mundo 19/07/2018 13:57 José Meléndez, corresponsal San José Actualizada 20:00
Guardando favorito...

Colombia, principal productor mundial de cocaína y centro clave de abastecimiento de los cárteles mexicanos del narcotráfico internacional, declaró a siete parques nacionales naturales como libres de cultivos ilícitos de hoja de coca, materia prima de esa droga, con lo que este año ya llegó a diez zonas protegidas con un total de 7 mil 838.9 hectáreas sin ese tipo de plantaciones, informó hoy el Ministerio de Defensa Nacional de ese país.

Un informe de 2016 del Sistema de Monitoreo de Cultivos Ilícitos de la Organización de Naciones Unidas reveló que en todos los parques nacionales colombianos había unas 7 mil 900 hectáreas de sembradíos ilegales, según Defensa Nacional. Colombia tiene 59 parques y dos distritos de manejo integrado con una extensión de unas 15 millones 962 mil 277 hectáreas, en un total de 43 millones de hectáreas de diversas áreas protegidas.

Defensa reportó a EL UNIVERSAL que en los parques erradicó 5 mil 508 hectáreas de hoja de coca en 2017 y 2 mil 330,9 del primero de enero al 9 de julio de 2018.

“Empezando el 2018 afirmamos que dentro del plan de erradicación de cultivos ilícitos, entregaríamos diez parques nacionales naturales sin cultivos de coca antes de finalizar el gobierno del presidente Juan Manuel Santos”, que concluirá el próximo 7 de agosto tras dos cuatrienios consecutivos, informó el ministro colombiano de Defensa Nacional, Luis Villegas.

“Ya entregamos tres durante el primer trimestre” y esta semana, desde el Parque Nacional Natural Serranía de los Yariguíes, de 78 mil 837 hectáreas y del nororiental departamento (estado) de Santander, fueron declarados otras siete áreas protegidas sin cultivos ilícitos, explicó.

“En diciembre de este año estará listo el parque número once, el Parque El Tuparro”, de 548 mil hectáreas y ubicado en el oriental departamento de Vichada, fronterizo con Venezuela, garantizó.

De enero a julio de 2018, precisó, la Fuerza Pública (militares y policías) erradicó cerca de 27 mil hectáreas y unas 53 mil en 2017. “Es decir, durante los últimos 19 meses hemos erradicado 80 mil hectáreas. Por esa razón, considero que es altamente probable cumplir la meta de 30 mil hectáreas erradicadas antes del 7 de agosto”, pronosticó.

Los otros seis parques nacionales naturales declarados libres de cultivos ilícitos son:

+ Complejo Volcánico Doña Juana—Cascabel, en los surorientales departamentos de Cauca y Nariño y de 65 mil 858 hectáreas.

+ Los Katíos, en los departamentos de Chocó (occidente) y Antioquia (noroeste) y de 72 mil hectáreas.

+ Cordillera de Los Picachos, en los departamentos de Caquetá (sur), Meta (centro) y Huila (suroeste) y de 444 mil 740 hectáreas.

+ Reserva Nukak, en los departamentos de Guaviare (centro) y Vaupés (sureste) y de 855 mil hectáreas.

+ Las Hermosas, en los departamentos de Tolima (centro—oeste) y Valle del Cauca (occidente) y de 125 mil hectáreas.

+ Sierra Nevada de Santa Marta, en los norteños departamentos de Magdalena, La Guajira y César y de 383 mil hectáreas.

+ Sumapaz, en los departamentos de Meta, Huila y Cundinamarca (centro) y de 154 mil hectáreas.

+ Serranía de Chiribiquete, en los departamentos de Caquetá y Guaviare y de dos millones 782 mil 353 hectáreas.

Villegas destacó “el trabajo inagotable” de unos nueve mil soldados y policías y de mil erradicadores civiles dedicados a esta labor en todo el país, principalmente en áreas priorizadas como los parques nacionales naturales.

Presión de Estados Unidos. Enfrentada al acoso de Washington por el aumento de la producción de cocaína para traficar a Estados Unidos vía México y Centroamérica, Colombia comenzó a desplegar, el 27 de junio pasado, un plan de erradicación de los cultivos ilícitos de hoja de coca pero con drones o naves no tripuladas surtidas del herbicida glifosato, después de cuatro años de suspendidas las fumigaciones aéreas con aeronaves militares.

El gobierno de EU advirtió el 25 de junio anterior que los cultivos de hoja de coca se expandieron en Colombia en 2017, que cerró con 209 mil hectáreas y un aumento del 11% sobre 2016, que reportó 188 mil.

Washington advirtió a Bogotá que la cifra es “inaceptable” y que la producción de cocaína pura, que luego se multiplica con varios procesos químicos para obtener mayor cantidad, pasó de 772 toneladas en 2016 a 921 en 2017.

Según el gobierno colombiano, la erradicación forzosa sumó 17 mil 642 hectáreas en 2016 y más de 53 mil en 2017. La meta de 2018 es eliminar 110 mil, con 40 mil por sustitución voluntaria de cultivos y 70 mil a la fuerza.

Por reclamos de que dañó la salud humana y el ambiente, la fumigación aérea fue suspendida en 2014 por la negociación en Cuba entre el gobierno colombiano y las entonces guerrillas comunistas de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), ahora partido político legal, que remató en la firma de la paz en 2016.

El gobierno de Colombia alegó que aunque las labores se harán con drones que volarán a baja altura, es una operación terrestre que tampoco significará el regreso a la aspersión aérea.

Villegas adujo que, por el incremento de cultivos ilícitos, la respuesta fue usar drones con glifosato que “tienen la mitad de la concentración del veneno que tenían los aviones” militares, por lo que “los riesgos para las personas y el medio ambiente son bastante mitigables”.

Fuentes oficiales adujeron que la erradicación con drones es similar a la que fumigadores hacen con tanques al hombro.

Colombia, que decomisó 435 toneladas de cocaína en 2017 frente a 326,4 en 2016 y 253,6 en 2015, ya confiscó  200 toneladas de cocaína del primero de enero al 16 de julio de 2018, según Defensa Nacional.

La DEA, agencia antidroga de EU, reconfirmó que cerca del 85% de la cocaína que ingresó en los últimos años al mercado estadounidense pasó por vías o trillos marítimos del sur al norte de América.

ae

Guardando favorito...

Recomendamos

Comentarios