Se encuentra usted aquí

Las sanciones son inútiles, dice Maduro

26/09/2018
01:51
Agencias
-A +A

Caracas.— El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, rechazó ayer las sanciones impuestas por Estados Unidos contra seis personas de su entorno, afirmando que recibe tal medida como una condecoración.

“Estoy rodeado de sancionados. Gracias Donald Trump por rodearme de dignidad. Cada sanción ilegal e inútil es una medalla para nosotros los revolucionarios. Somos valientes, corajudos. Estamos en el camino correcto, no hemos desviado el camino de [Hugo] Chávez, de nuestros Libertadores”, afirmó en un encuentro con migrantes de distintos países que solicitaron la nacionalidad venezolana (8 mil 381 en total).

El gobierno de Trump impuso sanciones contra seis personas del entorno de Maduro, entre ellas su mujer, Cilia Adela Flores, y el ministro de Defensa, Vladimir Padrino López, así como a la vicepresidenta Delcy Rodríguez y su hermano y ministro de Comunicación, Jorge Rodríguez. El anuncio lo hizo el Departamento del Tesoro, que los incluyó en la lista de la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC).

Incluso incautó un jet privado valorado en 20 millones de dólares a Diosdado Cabello, ex mano derecha de Chávez. Todos los activos que puedan tener en EU quedan congelados y todo estadounidense tiene prohibido hacer negocios con ellos. También queda prohibida su entrada al país.

Sobre la sanción contra Flores, Maduro exhortó a Trump a meterse con él y no con su familia. “Nunca se había visto algo así; si me quieren atacar, atáquenme a mí. No se metan con la familia, no sean cobardes”, señaló.

El mandatario venezolano reiteró que pedirá 500 millones de dólares a Naciones Unidas para repatriar a los migrantes venezolanos y añadió que parte de ese dinero será destinado para ayudar a los extranjeros que viven en el país, incluyendo 8 mil 122 colombianos que, dijo, llegaron en calidad de refugiados.

“Yo reto al gobierno de Estados Unidos (...) le propongo públicamente que legalice y firme un decreto estableciendo los papeles y la legalidad a todos los latinoamericanos y caribeños que viven en Estados Unidos”, indicó. “Nosotros no estamos pegando gritos y diciendo que hay una situación humanitaria en los países de los que vienen migrantes a Venezuela”, insistió. 

 

Mantente al día con el boletín de El Universal