16 | JUN | 2019
Una escena frecuente en las pistas de aviación en Honduras es la de numerosos hondureños que llegan deportados desde Estados Unidos. (Archivo/José Meléndez)
Una escena frecuente en las pistas de aviación en Honduras es la de numerosos hondureños que llegan deportados desde Estados Unidos. Foto: José Meléndez

"Explosivo cóctel" socioeconómico obliga a los hondureños a migrar a EU

21/03/2019
15:16
José Meléndez / corresponsal
-A +A
Múltiples factores atizan la migración irregular desde Honduras, como la inseguridad, la sequía, los incendios forestales, el desempleo, los bajos salarios y la desnutrición

San José. - ¿Cuál es el camino que escogen miles de hondureños cada año cuando se topan en Honduras con un cóctel socioeconómico y político con ingredientes como desempleo, elevadas tarifas de servicios públicos, pobreza, encarecimiento cotidiano de la canasta básica, exiguos salarios, prolongada sequía, incendios forestales, desnutrición, inseguridad, violencia, crimen organizado, pandillas y desprotección al consumidor?

Acorralados por la explosiva mezcla, masivos sectores de la población hondureña son forzados a optar por la vía de migrar irregularmente a Estados Unidos. Por algo, en Honduras surgieron, en octubre de 2018, las multitudinarias caravanas de viajeros que, a pie y sin visa, se dirigen a Guatemala, pasan a suelo mexicano y se acumulan en la frontera entre México y territorio estadounidense.

“Una combinación de muchos factores empuja cada vez más a familias completas a buscar en la ruta migratoria casi como la última opción para construir su proyecto de vida fuera del país”, señaló la hondureña Karla Rivas, coordinadora de la (no estatal) Red Jesuita con Migrantes Centroamérica, de Honduras.

“Cuando la gente decide irse del país lo hace no solo por desempleo o por un empleo mal pagado, que tampoco alcanza ni para ir de la casa al trabajo con riesgo de pasar por sitios donde puede ser asaltado y extorsionado. Hay ausencia del Estado en Honduras: formalmente existe un Estado democrático y un país que se precia de ser república, pero el sistema democrático no funciona o funciona solo para los privilegiados”, dijo Rivas a EL UNIVERSAL.

Recuentos oficiales de las deportaciones de hondureños desde EU y México, por avión y por tierra, mostraron que el flujo anual de migrantes irregulares hondureños es intenso. El (estatal) Observatorio Consular y Migratorio de Honduras (CONMIGHO) precisó que 284 mil 60 hondureños fueron repatriados del primero de enero de 2015 al 15 de marzo de 2019, pero un gran número se quedó, legal o ilegalmente, en EU o en México.

En un país de 9.2 millones de habitantes en el que, según la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), la desnutrición azota al menos a un millón 400 mil hondureños o más del 15% de la población, la amenaza de recurrir a un masivo desplazamiento obligado, interno y externo, pende a diario sobre sus pobladores.

“No se puede pedir a un país tener su población saludable si su nutrición y su alimentación es deficiente”, advirtió el hondureño Roberto Herrera Cáceres, jerarca del (estatal) Comisionado Nacional de los Derechos Humanos de Honduras (CONADEH). “No se puede desarrollar un país con gente que, en su mayor parte está padeciendo enfermedades”, alegó.

Informes del CONADEH desnudaron la realidad de una nación que, con Guatemala y El Salvador, forma el Triángulo Norte de Centroamérica y es fuente diaria de una incesante corriente de migración irregular a EU. Entre otros datos claves, CONADEH reveló los siguientes:

1.- La pobreza en distintos rangos de pobreza agobia al 63% de los hondureños.

2.- De 4 mil 893 camas en los centros públicos de salud en 2004, se aumentó a 6 mil 872 en 2017, para un promedio hondureño de 0.78 camas por cada mil habitantes, pero la media en América Latina es de 2 0 3 por cada mil.

3.- Honduras tiene una de las más bajas coberturas de personal de salud con unos 14 médicos y enfermeras por cada 10 mil habitantes, mientras que el promedio en el resto de Centroamérica es de 20 galenos y personal de salud por cada 10 mil ciudadanos. Un 39% de las salas de emergencia de los hospitales públicos carecen de personal suficiente para cubrir la demanda. De 217 salas inspeccionadas, 129 están sin suficiente personal.

4.- De enero de 2002 a enero de 2019 hubo 6 mil 205 feminicidios. Una mujer fue asesinada en Honduras cada 20 horas de 2014 a enero de este año, con 37 víctimas mortales al mes.

5.- En 145 de los 298 municipios de Honduras hay una prolongada sequía que, como los incendios forestales, atraen plagas que dañan a los bosques, perjudican la agricultura e inciden negativamente sobre la alimentación y la capacidad exportable de país.

hondusequia.jpg
La sequía es un fenómeno recurrente en Honduras que estimula la migración irregular. (Foto: Periódico La Tribuna de Honduras)

6.- Honduras registró unos 14 mil incendios forestales en 12 años, de 2007 a 2018, que asolaron unas 712 mil hectáreas, en hechos que golpearon entre febrero y mayo de cada año y que, ligados al cambio climático, son un “enemigo común” de grave peligro para los hondureños.

7.- La sequía provoca, cada año, afectaciones negativas al menos a 170 mil familias de los 145 municipios, azota la desnutrición de la niñez y amenaza el presente y el porvenir de Honduras.

8.- Estadísticas oficiales de 2012 mostraron que el 23% de ambos sexos menores de cinco años presentaron desnutrición crónica y los departamentos (estados) con mayor perjuicio fueron Intibucá, Lempira y La Paz, que están en un corredor seco que cubre áreas del oriente, sur, centro y occidente de Honduras.

9.- Como fenómeno cíclico, la sequía en 2019 auguró problemas de abastecimiento de agua, precarias condiciones de salud y una severa crisis alimentaria que causaría principalmente desnutrición infantil con su secuela en su desarrollo mental e intelectual y su crecimiento físico.

10.- El alza de tarifas de servicios públicos como la energía eléctrica, el desempleo, el aumento de precios de la canasta básica y la desprotección del consumidor estimulan la migración forzada de hondureños.

11.- Un total de 861 denuncias fueron presentadas ante el CONADEH en 2018 por personas obligadas a abandonar sus hogares por violencia delincuencial, en un incremento en comparación con las 817 de 2017. Los casos del año anterior involucraron, directa e indirectamente, a unos 2 mil 241 hondureños de ambos sexos, y en 2017 a mil 424. En el 42.6% de las denuncias se concretó el desplazamiento y en el 57.4 prevaleció una situación de riesgo.

12.- Un creciente malestar mostró la población hondureña en 2017 y 2018 por el aumento en las tarifas de electricidad, los prolongados cortes de energía, los cobros indebidos, las fallas eléctricas y la desatención a los reclamos. Cifras oficiales mostraron que el 99% de las viviendas de zona urbanas y el 74% de las áreas rurales tienen cobertura del sistema público de electricidad.

Convulsión social

La violencia, el crimen organizado y la impunidad permanecen, ocupan y administran espacios de control, poder ilícito y exclusión, según el CONADEH. En entrevistas con los migrantes se constató que la pobreza, el alza de tarifas de servicios públicos y la inseguridad atizan la migración forzada, informó Herrera.

El Observatorio de la Violencia de la (estatal) Universidad Nacional Autónoma de Honduras contabilizó 21 mil 941 homicidios (hombres y mujeres) del primero de enero de 2014 al 30 de junio de 2018. Las pandillas o las maras, los cárteles del narcotráfico y las mafias de otras modalidades del crimen organizado agravaron en el siglo XXI la inseguridad en Honduras.

Por las “violencias estructurales”, como inequidad y falta de empleo digno y de servicios de agua y saneamiento, los hondureños dejaron de protestar en las calles “y prefieren salir del país”, explicó a este diario la hondureña Migdonia Ayestas, directora del Observatorio.

La Dirección General de Medicina Forense de Honduras reportó 11 mil 248 evaluaciones de enero a junio de 2018 por lesiones personales, atenciones a mujeres agredidas, delitos sexuales y menores maltratados. La Dirección Policial de Investigaciones sumó 7 mil 427 delitos contra la integridad corporal de enero a junio de 2018, con lesiones, secuestros, violaciones, tentativas de violación, violencia doméstica y violencia intrafamiliar.

La Policía Nacional de Honduras recibió 24 mil 850 denuncias por delitos contra la propiedad y la integridad personal en el primer semestre de 2018, a 4 mil 142 al mes y 138 al día.

Al celebrar el Día Internacional de la Felicidad este 20 de marzo, la Organización de Naciones Unidas (ONU) resumió el drama: Honduras es el país menos feliz de Centroamérica.

agv

TEMAS RELACIONADOS

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios