Fuerza espacial de Trump

Casa Blanca anuncia plan para crear la Fuerza Espacial rumbo a 2020; lo que fue un lugar pacífico ahora es poblado y confrontativo, argumenta

Fuerza espacial de Trump
FOTOARTE: RENÉ ZUBIETA
Mundo 10/08/2018 02:56 Agencias Actualizada 05:21

Washington.— Estados Unidos busca crear una Fuerza Espacial para 2020 como sexta rama de las Fuerzas Armadas de ese país, informó ayer el vicepresidente Mike Pence, aunque el plan requerirá aprobación del Congreso y una asignación presupuestaria. “Debemos tener dominio en el espacio y eso haremos”, expresó Pence, quien apuntó a amenazas de Rusia y China por el presunto desarrollo de nuevas armas para uso en el espacio.

“Lo que alguna vez fue [un lugar] pacífico y sin competencia es ahora poblado y confrontativo”, añadió Pence. “La paz llega sólo a través de la fuerza”, añadió. “En el dominio del espacio exterior, Estados Unidos será esa fuerza en los años porvenir”, afirmó. Una de las principales funciones de la nueva división será ayudar a las fuerzas estadounidenses a tener superioridad en tierra y aire.

La Casa Blanca solicitó al Congreso que destine 8 mil millones de dólares a lo largo de los próximos años para sacar adelante el proyecto.

La propuesta contempla, en primer lugar, la creación del Comando del Espacio, que será en última instancia el aparato responsable de este nuevo Ejército.

A continuación, aboga por el comienzo de las tareas de formación de soldados “de carrera”, procedentes de las otras ramas del Ejército y que serán “entrenados, promocionados y mantenidos como profesionales de la guerra espacial”, se explica en el documento enviado al Capitolio.

Además, el Pentágono recomienda la creación de una Agencia Espacial, cuya función será trabajar en la investigación e innovación necesarias para poder llevar a cabo la misión de defender los intereses estadounidenses en el espacio.

Por último, sugiere la creación de un cargo civil específico, el subsecretario de Defensa para el Espacio, cuya función será la de coordinar los tiempos y los objetivos inherentes a la creación de la Fuerza Espacial.

Pence respetó el guión marcado por el propio presidente de Estados Unidos, Donald Trump, cuando, al ordenar la creación de este nuevo Ejército el pasado 18 de junio, señaló a Beijing y Moscú como los principales rivales a batir en este nuevo campo de batalla.

Los críticos consideran que la creación de una Fuerza Espacial es una tarea burocrática cara e innecesaria y se ríen de las comparaciones con la fundación de la Fuerza Aérea en 1947.

A pesar de la controversia surgida sobre la creación de una nueva rama de las Fuerzas Armadas, debido a que numerosas voces consideran que supondrá una nueva traba burocrática para llevar a cabo una misión de la que ya se encarga el Ejército del Aire, Pence defendió su necesidad.

El secretario de Defensa de EU, James Mattis, destacó la importancia que tiene el espacio para la defensa de “intereses vitales” del país.

“El espacio se está convirtiendo en un dominio reñido y tenemos que adaptarnos a esta situación. Tenemos que prepararnos para mantener nuestra capacidad de disuasión”, sostuvo el secretario.

Estados Unidos es miembro del Tratado del Espacio Exterior de 1967, que prohíbe el despliegue de armas de destrucción masiva en el espacio y que sólo permite el uso de la Luna y de otros cuerpos celestes para propósitos pacíficos.

El ex astronauta y capitán retirado de la Armada estadounidense Mark Kelly dijo que la creación de una rama separada de la milicia dedicada al espacio era redundante y un despilfarro. “Existe una amenaza allá afuera, pero hoy está siendo manejada por la Fuerza Aérea de Estados Unidos. No tiene sentido construir otro nivel completo de burocracia en un Departamento de Defensa increíblemente burocrático”, declaró Kelly a MSNBC.

Comentarios