Vacunas y migración, temas que se analizarán en reunión con Blinken: De la Fuente

El embajador de México ante la ONU indicó que el tema de la migración de centroamericanos se volverá a revisar en la reunión con el secretario de Estado de EU el próximo jueves

Juan Ramón de la Fuente
El embajador de México ante la Organización de las Naciones Unidas, Juan Ramón de la Fuente. Foto: @MexOnu / Twitter
Mundo 21/09/2021 09:54 Redacción Actualizada 09:55
Guardando favorito...

El embajador de México ante la Organización de las Naciones Unidas, Juan Ramón de la Fuente, aseguró que en la reunión del próximo jueves con el secretario de Estado de Estados Unidos, Antony John Blinken, se abordarán las dos vertientes del problema que se tiene en Centroamérica, las vacunas contra el Covid-19 y la migración.

En entrevista con medios antes de ingresar a la Asamblea General de la ONU, el diplomático indicó que el tema de la migración de centroamericanos se volverá a revisar en la reunión del próximo jueves que convocó el mismo secretario de Estado de Estados Unidos.

“Es un tema fundamental para muchas regiones del mundo, incluida la nuestra, y se va a volver a revisar en la reunión en la que convocó el propio secretario Blinken para el jueves con cancilleres de Centroamérica y el canciller Ebrard”, indicó.

Indicó que se revisarán las dos vertientes del problema que se tiene en la región: vacunas y migración.

“En cierta medida, la reunión que ha convocado el secretario Blinken está muy en la dinámica de los planteamientos que ha venido haciendo el presidente López Obrador”, aseguró.
 

El embajador de México ante la ONU indicó que el tema es complicado y que no anticipa que haya una solución definitiva en las reuniones.

“Lo importante es que se aborden y que se discutan y que se empiece ya a definir alternativas, creo que podemos tener una buena expectativa de lo que va a ser esa reunión para trazar las líneas a seguir en el corto plazo”, señaló Juan Ramón de la Fuente.

Sobre el tema de los migrantes haitianos en la frontera entre México y Estados Unidos, el embajador mexicano dijo que se trata de un ejemplo de cómo se pueden combinar la crisis climática con la política, la económica y la social.
 

“Lamentablemente para nuestro continente, Haití es un ejemplo que concurren los escenarios más complicados que uno puede imaginar. ¿Cómo les ayudamos? Tiene que haber múltiples frentes, el Consejo de Seguridad ha estado al pendiente del asunto y yo anticipo que en los próximos días desde ese ángulo se va a volver a analizar la situación, hay que renovar la misión de la ONU en Haití.

“Hoy más que nunca Haití requiere del apoyo de la comunidad internacional”, concluyó.

Asamblea de la ONU

En persona y en pantalla, los líderes mundiales regresaron el martes a la sede de Naciones Unidas por primera vez en dos años con una enorme agenda de crisis crecientes para abordar, entre ellas la persistente pandemia de coronavirus y el imparable calentamiento del planeta.

En su discurso al inaugurar la sesión, el secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, advirtió a los líderes que el mundo nunca ha estado más amenazado y dividido y que “enfrentamos la mayor cascada de crisis de nuestra vida”.

“Estamos al borde de un abismo y avanzamos en la dirección equivocada”, dijo.

Guterres señaló las “enormes desigualdades evidentes” provocadas por la pandemia de Covid-19, las campanas de alarma climática “sonando en un punto álgido”, los trastornos de Afganistán a Etiopía y Yemen que frustran la paz mundial, una oleada de desconfianza y desinformación que “polariza a las personas y paraliza a las sociedades”, y los derechos humanos bajo fuego.

El secretario general dijo que la solidaridad de las naciones para abordar estas y otras crisis “falta en la acción, justo cuando más la necesitamos”.
 

“Estoy aquí para dar la alarma. El mundo debe despertar”, dijo Guterres en sus primeras palabras tras convocar la reunión.

El año pasado, ningún líder viajó a la sede de la ONU por el azote del coronavirus en todo el mundo y todos los discursos fueron grabados con antelación. Este año, la Asamblea General ofreció a los mandatarios la opción de viajar a Nueva York o intervenir en línea y más de 100 jefes de Estado y de gobierno han confirmado que estarán en el salón.

Guterres “no escatimará esfuerzos al expresar su preocupación por el estado del mundo y mostrará una visión para salvar las numerosas divisiones que se interponen en el camino del progreso”, dijo Stephane Dujarric, vocero de la institución.

Por tradición, la primera nación en intervenir es Brasil, cuyo presidente, Jair Bolsonaro, no está vacunado contra el coronavirus. El pasado jueves reiteró que no tiene previsto hacerlo pronto y se justificó alegando que pasó el Covid-19 y que por lo tanto tiene un elevado nivel de anticuerpos.

Un asunto clave en vísperas de la Asamblea fueron los requisitos de entrada a Estados Unidos —y a la propia sede de la institución— para los líderes mundiales. Estados Unidos exige estar vacunado o presentar un test negativo reciente de Covid-19 y la ONU operará con un sistema de honor por el que cualquiera que entre al complejo confirma que no tiene síntomas y que no arrojó positivo en los últimos 10 días.

Los tres discursos más esperados del martes serán los del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, que se estrena en la reunión tras derrotar a Donald Trump en las elecciones de noviembre; el del presidente de China, Xi Jinping, quien en una sorpresiva decisión aparecerá en video y el recién elegido presidente de Irán, el conservador Ebrahim Raisi.

Lee también Se debe democratizar y ampliar producción de vacunas antiCovid en América Latina: Ebrard

Con información de AP

lsm
 

Guardando favorito...
 

Noticias según tus intereses

Comentarios