Unicef advierte de aumento de niños afganos sin escolarizar

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia advirtió hoy del aumento del número de niños en Afganistán sin escolarizar, alrededor del 43.7 % de los menores en edad escolar del país
03/06/2018
08:40
EFE
Kabul
-A +A

Kabul.- El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) advirtió hoy del aumento del número de niños en Afganistán sin escolarizar, alrededor del 43,7 % de los menores en edad escolar del país, debido sobre todo a un recrudecimiento del conflicto y la fuerte discriminación de género.

Unicef presentó hoy el informe "Niños que no asisten a la escuela: estudio de Afganistán", en el que reveló que los menores afganos sin escolarizar habían aumentando de 3.5 millones en 2017 a 3.7 millones en la actualidad.

El organismo culpó del empeoramiento en los niveles de escolarización al recrudecimiento de un conflicto que golpea Afganistán desde 2001, además de otros factores importantes como la pobreza, la falta de centros escolares o los matrimonios infantiles.

La situación se complica en el caso de las niñas, que suponen un 60 % del total de afectados, y que se ven perjudicadas por la menor importancia que se da a la educación femenina en la sociedad o la falta de profesoras en un país sin colegio mixtos.

La educación femenina choca también con la actitud de los talibanes y otros insurgentes que controlan o disputan más del 40 % de Afganistán, y que en áreas bajo su control a menudo limitan el acceso de las niñas a la escuela a unos pocos años o directamente lo prohíben.

"Cuando los niños no están en el colegio, se enfrentan a un mayor peligro de padecer abusos, explotación o reclutamiento", aseguró la represente de Unicef para Afganistán, Adele Khodr, según un comunicado.

El informe, sin embargo, también mostró algunos datos para el optimismo, como que el 85 % de los menores que inician los estudios primarios no abandonan la escuela, por lo que "el reto es lograr en primer lugar que los niños empiecen el colegio", según la nota.

El presidente afgano, Ashraf Gani, denominó el nuevo año afgano, que comenzó el pasado marzo, como el año de la educación.

Un portavoz del Ministerio de Educación afgano, Kabil Haqmal, aseguró a Efe que "la educación es la herramienta más importante para combatir la pobreza y otros retos sociales", por lo que su Ministerio, que participó en la elaboración del informe, está centrando la mayoría de sus esfuerzos en aumentar la escolarización.

Según Haqmal, si no consiguen que esos 3,7 millones de niños se escolaricen, el país habrá perdido su talento.

 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS