Planea EU campaña para frenar flujo de migrantes

Alertan de riesgos, como hiciera en 2014 la administración de Barack Obama; indocumentados dicen que de todos modos prefieren salir de sus países

Algunos de los anuncios que se difundieron en 2014 en los países del Triángulo Norte: El Salvador, Honduras y Guatemala, además de en México, para tratar de impedir que los migrantes emprendieran el viaje a Estados Unidos. CORTESÍA LA PATRULLA FRONTERIZA
Mundo 04/08/2018 03:49 Max Aub Actualizada 04:55

Los Ángeles.—En 2014, se difundieron, por instrucción del gobierno de Estados Unidos, anuncios para frenar la migración a ese país desde Centroamérica. Hoy, la administración de Donald Trump planea hacer lo mismo. Sin embargo, los migrantes dicen que al final, ningún anuncio frena a quien ha decidido viajar por una mejor calidad de vida, o huyendo de la violencia.

“Llegué a escucharlos” dice a EL UNIVERSAL “Pedro P.” quien prefiere no dar su nombre por vivir en EU como indocumentado. Los anuncios hablaban, recuerda, “sobre los peligros y riesgos —de viajar a EU—, era algo así como que no vengan porque es peligroso y pueden morir y cosas así, pero no les haces caso” detalla este salvadoreño de 30 años de edad que hoy vive en Homestead, Florida y quien viajó a EU en 2016. “Entré por Texas, me dijeron que aquí donde vivo ahora había trabajo y vine y me quedé”, cuenta.

Con una inversión mayor a los 3 millones de dólares, el entonces gobierno de Barack Obama instruyó al Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE) para que desarrollara los comerciales de radio, así como material impreso que circuló por los países del Triángulo Norte de Centroamérica —El Salvador, Honduras y Guatemala—, así como en México.

“Era para informar sobre los riesgos reales, porque los traficantes de personas les dicen que es muy fácil y rápido, les mienten” explica a este diario Jaime Ruiz, vocero del ICE: “Por eso la campaña se llamó ‘Conozca los Hechos’; la idea era informar para salvar vidas y para que supieran que EU no estaba dando permisos de residencia, ni visas para trabajar, ni nada de lo que les dicen [los traficantes] para sacarles el dinero”.

Los anuncios se difundieron en medio de la crisis humanitaria de 2014, año fiscal en que 68 mil centroamericanos llegaron a la frontera sur de EU. En 2015, los cruces desde Centroamérica bajaron a un promedio de 50 mil, pero en 2016 la cifra se incrementó más de 20% y, de acuerdo con especialistas, las cantidades han seguido creciendo.

“Lo que puedo decir, a manera de primicia, es que estamos a la espera para que la administración —de Trump— nos autorice nuevamente poco más de un millón de dólares, para volver a informar en los países centroamericanos y México sobre los riesgos que corren al contratar a los traficantes de personas para que los lleven a la frontera sur de EU” dice el vocero de ICE.

“Nosotros —el ICE— no los amenazamos si llegan a la frontera, no les ordenamos que no viajen; les informamos, pero si deciden viajar y tomar los riesgos y pagar, es decisión de ellos —de los migrantes—. Lo que deben saber es que EU no está dando permisos ni asilos masivos”.

“Pedro P.” insiste en que si bien supo de “algunos que mejor se quedaron”, que escucharon los anuncios y dudaron, “la mayoría sí nos vinimos —a EU—”. Y sobre la nueva campaña, opina: “Quién sabe si vaya a servir poner otra vez esos anuncios, la verdad es que hay mucho peligro —en Centroamérica— y para los más jóvenes más, yo creo que por eso no nos importa: de todas maneras podemos morirnos; lo diferente es que si llegamos aquí —a la Unión Americana—, con suerte y nos quedamos y hacemos mejor vida”.

Además de la campaña, en 2014 Obama pidió que se diseñara un plan para atacar la inseguridad y la pobreza de los países del Triángulo Norte de Centroamérica. Se le conoció como “Alianza para la Prosperidad”. Entre muchos puntos, Obama pidió mejorar y profesionalizar los departamentos policíacos de dichos países.

La administración Trump está buscando un plan eficaz que ayude a estos mismos países para desalentar la migración; y pese a su rechazo a las políticas de su antecesor, en el tema migratorio observadores señalan que pareciera que el actual presidente “está caminando sobre las huellas de Obama, aunque con su propio estilo”.

Comentarios