Ordenan a Trump dar lista de niños migrantes

Juzgado determinará el lunes si le da más tiempo al gobierno para reunificar a las familias separadas
Mensaje. Mike Pence, vicepresidente de EU, durante su visita a la Agencia de Inmigración y Aduanas, donde criticó los planes de abolirla. Foto: LEAH MILLIS. REUTERS
07/07/2018
04:17
Agencias
-A +A

San Diego.— Un juez federal ordenó ayer al gobierno de Estados Unidos entregar una lista de 101 niños menores de cinco años que han sido separados de sus padres indocumentados en la frontera sur, para determinar si le otorga más tiempo a la administración de Donald Trump para reunificarlos.

En un juzgado federal en San Diego (California), el magistrado Dana Sabraw ordenó al Departamento de Justicia que entregue una lista de los 101 menores a más tardar mañana y que detalle las razones por las que algunos de ellos no podrían reunirse con sus progenitores antes de la fecha límite.

A finales de junio, Sabraw determinó que los niños debían volver con sus padres antes del 10 de julio y estableció que el resto debía reunirse con sus familiares antes del 26 de julio.

Los abogados del Departamento de Justicia interpusieron la noche del jueves un escrito en la corte del Distrito Sur de California para notificar a ese magistrado de que el Ejecutivo está teniendo dificultades para reunificar a las familias inmigrantes y advertir de que podría necesitar más tiempo. Durante la audiencia, Sabraw determinó que necesitaba saber la situación de los menores para determinar si aprueba o no la moción del gobierno para extender la fecha límite.

Sarah Fabian, abogada del Departamento de Justicia, precisó que 46 de los menores continúan bajo custodia de la Agencia de Inmigración y Aduanas (ICE), mientras que 19 fueron liberados para continuar con sus procesos fuera de los centros de detención. Fabian agregó que hasta el momento una gran mayoría de esos niños ya ha sido reunida con sus parientes. “Es absurdo que hayan separado a un niño de su padre y que no tengan la información completa sobre la familia”, declaró Lee Gelernt, de la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU).

También ayer se informó que un grupo de gobernadores demócratas envió una carta a los secretarios de Salud, Alex Azar, y de Seguridad Nacional, Kristjen Nielsen, en la que expresan su “profunda preocupación” sobre el proceso para reunir a las familias separadas en la frontera suroeste de EU. Insistieron en que el Departamento de Salud ha admitido que hay 3 mil niños migrantes en custodia de la Oficina de Reasentamiento de Refugiados, mucho más que los 2 mil 47 que se había informado en un inicio.

Entretanto, el vicepresidente Mike Pence defendió a las autoridades federales de inmigración de lo que describió como “ataques espurios”, y criticó a los demócratas por hacer del rechazo a la ICE un tema central. “No es sólo la postura de la izquierda radical que ha hablado contra el ICE. Esa oposición a la ICE se ha trasladado al centro del Partido Demócrata”, dijo Pence. “Estos ataques falsos contra la ICE por parte de nuestros dirigentes políticos deben parar”, afirmó. 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS