#OneLess: Tras tiroteo en Florida, estadounidenses destruyen sus armas

Bajo la etiqueta #OneLess (uno menos), usuarios han compartido en redes sociales fotos, videos y relatos de cómo han destruido sus armas o las han entregado a las autoridades para evitar que haya más tiroteos en las escuelas de EU
#OneLess: Tras tiroteo en Florida, estadounidenses destruyen sus armas
Scott Pappalardo, del estado de Nueva York, partió su rifle a la mitad con un sierra (Foto: Facebook Scott-Dani Pappalardo)
21/02/2018
20:47
Redacción
Con información de El Comercio / Perú / GDA
-A +A

Una y otra vez, las peores matanzas en Estados Unidos tienen un elemento común: el uso de un rifle con características próximas a las de un arma de uso militar, relativamente económico y de eficiencia letal.

Se trata del ya tristemente famoso AR-15, fabricado por la gigante Colt, y que nuevamente está en el centro de la tormenta luego de que un joven utilizara uno de esos rifles para matar a 17 personas en una secundaria de Florida.

Ante este panorama, estadounidenses se han unido a la campaña que surgió en redes sociales con el hashtag #OneLess (Uno menos), un movimiento que deniega el fácil acceso a los rifles de asalto de alta potencia.

Bajo esta etiqueta, usuarios comparten el momento en que destruyen sus armas para evitar que lleguen a manos de personas como Nikolas Cruz, quien ocasionó la masacre en la escuela Marjory Stoneman Douglas el pasado día de San Valentín.

Por ejemplo, circula un video en Facebook de un hombre que cortó su arma semiautomática a la mitad después de la masacre de una escuela secundaria en Florida.

Scott Pappalardo, del estado de Nueva York, es la estrella de un video publicado en Facebook que se ha compartido más de 360 mil veces desde el martes (20 de febrero) por la tarde. Muestra que tomó una sierra eléctrica para el cañón de un rifle de asalto AR-15, diciendo que quería asegurarse de que nunca se utilizará en una masacre como la de Florida que mató a 17 estudiantes y profesores la semana pasada.


"Esta no es la respuesta para resolver todos los problemas. Francamente, no hay una sola respuesta. Siempre habrá personas que querrán matar y lo harán de una forma u otra", dice Pappalardo en el video.

"Pero no lo van a hacer con esta arma. Y espero que alguien lo vea y diga: 'Quizás haga lo mismo'".

Por su parte, Ben Dickmann compartió una serie de imágenes en donde muestra la entrega de su arma a la oficina del sheriff de Broward.

“No necesito este rifle. Disfrute disparar con él, pero no lo necesito”, dice en su publicación en Facebook.

“Yo voy a ser el cambio que quiero ver en este mundo”, agregó el hombre de Milwaukee.


Rod Thorn, de Connecticut, partió su rifle en tres luego de ver el video de Scott Pappalardo.

“Después de todo lo que ha pasado con esa pistola ya no puede soportarlo, y tampoco quiere que nadie la posea”, dice en Twitter.
 

“¡Debemos proteger a los niños de las armas malvadas!”, dijo otro usuario y mostró la foto de varias pistolas y un martillo.
 

En Estados Unidos, comprar un AR-15 es fácil. Dependiendo del Estado, una persona puede ir a una tienda de armas, presentar un documento de identidad y pasar un rápido chequeo federal.

Allí se verifica si el comprador posee un prontuario o ha sido consignado a una institución psiquiátrica, pero aún ese chequeo puede ser evitado en las famosas "ferias de armas".

Nikolas Cruz, el responsable por la matanza de la semana pasada en Florida, había comprado legalmente su AR-15 y pasó por el chequeo al hacerlo.

Con información de AFP 

lsm

Mantente al día con el boletín de El Universal