23 | SEP | 2019
Protesta contra los abusos sexuales en EU
Foto: Archivo EL UNIVERSAL

Nueva York, contra los kits personales para tomar pruebas de agresión sexual

12/09/2019
12:37
EFE
-A +A
Los kits generan preocupación ya que se comercializan en lugar de buscar atención médica, las pruebas recopiladas por esos kits puede afectar la calidad de las pruebas ya que no se hace con una supervisión por lo cual no es complemente seguro que puedan ser usadas en la corte

Nueva York.- La fiscal general de Nueva York, Letitia James, ordenó este jueves la suspensión de las ventas de kits personales para recabar pruebas y evidencias de agresiones sexuales y que se comercializan como alternativa a acudir a un hospital o la policía.

"Estos kits han generado una gran preocupación debido a su comercialización como una alternativa a la búsqueda de atención médica profesional y a las afirmaciones de las empresas de que las pruebas recopiladas por estos kits son admisibles en los tribunales", asegura un comunicado difundido por la oficina de la fiscal.

La fiscal muestra su preocupación por el hecho de que la recolección de evidencias sin una supervisión adecuada pueda afectar a la "calidad de las pruebas recopiladas por esos kits" y asegura que existen "dudas sobre su admisión en un proceso real".

Además, insiste en que el estado de Nueva York provee de manera gratuita a las víctimas este tipo de equipos.

En concreto, se refiere a los productos comercializados por las compañías "MeToo Kit" y "Preserve Group" que ofrecen también apoyo a través de una aplicación móvil.

MeToo Kit, que toma su nombre del movimiento homónimo nacido para denunciar los abusos y las violaciones, ofrece a la víctima tomar evidencias "en un lugar seguro" elegido por ella misma.

"Nuestra misión es ayudar a los supervivientes de agresiones sexuales que no tienen la posibilidad de ir a la policía o al hospital para recoger evidencias de ADN que se ven afectadas por el paso del tiempo", asegura esta empresa en su página web.

La Fiscalía considera "confuso y poco ético el hecho de que una compañía se beneficie de la venta de estos kits".

James insiste en que una atención médica adecuada y una recolección precisa de evidencias "son de gran importancia para respaldar y ayudar a los sobrevivientes".

"Estoy profundamente preocupada por la venta de estos kits, por parte de estas dos compañías que disuaden a las personas de buscar atención profesional y que pretenden recopilar pruebas sin saber si estas serán admisibles en la corte", subraya. 

avo

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios