Nebraska, sacudida por viejas acusaciones

Nebraska, sacudida por viejas acusaciones
Negativa . La Diócesis de Lincoln se rehusó durante años a participar en auditorías anuales de abuso sexual. (NATI HARNIK. AP)
Mundo 03/09/2018 02:07 AP Actualizada 02:30
Guardando favorito...

Lincoln.— Supuestas víctimas se han presentado durante las últimas semanas con denuncias de abuso sexual y mala conducta por parte del clero en Nebraska, y la diócesis de Lincoln enfrenta una potencial investigación criminal y críticas de que maltrató a los sacerdotes abusivos.

Durante más de una década, una diócesis católica conservadora en Nebraska fue la única iglesia en Estados Unidos que se negó a participar en revisiones anuales de mala conducta sexual, que fueron una reforma clave promulgada tras el escándalo de abuso de clérigos en Boston, en 2002.

De 2002 a 2015 los líderes de la diócesis de Lincoln se negaron a participar en auditorías anuales diseñadas para descubrir acusaciones de abuso sexual y evaluar si los funcionarios de la iglesia estaban cumpliendo con las políticas de protección infantil.

Los religiosos calificaron las auditorías de un acto inútil que asumía que existía maldad en la diócesis y sus sacerdotes; sin embargo, uno de los obispos durante ese período sabía de al menos dos acusaciones contra sacerdotes, según entrevistas y una carta obtenida por AP.

La oficina del fiscal general de Nebraska habló con al menos dos acusadores e instó a otros a denunciar abusos en la diócesis.

La policía de Lincoln también está investigando a un sacerdote señalado de tener una “relación emocionalmente inapropiada, no sexual” con un monaguillo de 19 años que involucró alcohol en 2017, dijeron funcionarios de la Iglesia.

Un portavoz de la policía de Lincoln confirmó la investigación, pero se negó a comentar más.

El miércoles pasado, la diócesis dio a conocer una nueva línea telefónica anónima y un sitio web para recibir quejas.

El escándalo se produce en medio de las acusaciones contra un ex cardenal de alto rango en Washington, y una investigación del gran jurado que identificó a más de mil niños víctimas en Pensilvania.

Muchas de las nuevas acusaciones en Lincoln se centran en las acciones del reverendo James Benton, un sacerdote de 71 años que se jubiló el año pasado a pesar de que los líderes de la Iglesia sabían de señalamientos de abuso en contra su contra durante al menos 15 años.

Funcionarios de la Iglesia dijeron que no tenían suficiente evidencia para presentar cargos.

Temas Relacionados
Sacerdote
Guardando favorito...

Noticias según tus intereses

Comentarios