19 | FEB | 2019
Socorristas tailandeses cargan el cuerpo de una de las víctimas que dejó un naufragio cerca de Phuket. Dos embarcaciones se hundieron el pasado jueves. Foto: SOOPPHAROEK TEEPAPAN. REUTERS

Naufragio de dos barcos deja al menos 33 muertos

07/07/2018
04:18
EFE
-A +A

Bangkok.— Al menos 33 personas murieron y 23 siguen desaparecidas tras el hundimiento el jueves de dos embarcaciones en el sur de Tailandia, informó ayer el gobernador de Phuket, Norapat Plodthong. La casi totalidad de las víctimas son turistas, principalmente chinos, aunque las autoridades aún deben ofrecer una lista de nombres y nacionalidades.

Además, hay 11 heridos, dos de gravedad, según Plodthong. A medida que pasa el tiempo se afianza el temor de que los desaparecidos acaben en la lista de fallecidos.

La jornada comenzó con sólo un muerto, un ciudadano chino, pero pasado el mediodía el tailandés Thitichai Siemlek, secretario del gobernador de Phuket, confirmó que habían sacado del mar 16 cuerpos más. Avanzada la tarde, la cifra de víctimas mortales había subido hasta 21 y se encontraba en 33 cuando suspendieron temporalmente las operaciones de rescate.

El mal tiempo, principal responsable de ambos naufragios, prosigue y dificultó las tareas de salvamento en las que participan helicópteros, barcos y buzos expertos de la Armada y la policía tailandesa. Una tormenta azotó la región de Phuket y provocó cortes de luz y la cancelación de vuelos comerciales. El Phoenix PD Diving, una embarcación dedicada al buceo y el esnórquel que llevaba a bordo a 105 personas, 93 turistas chinos y 12 tailandeses miembros de la tripulación, se hundió cerca de la isla de Hae.

Los muertos y desaparecidos corresponden a este naufragio y se cree que puede haber más cadáveres atrapados en el interior del barco, que yace a 40 metros de profundidad en el mar. Otro naufragio corresponde al yate Sereneta, que transportaba a 35 turistas, un guía, un fotógrafo y una tripulación. El jueves se rescató a 40 personas de éste y ayer se encontró a las dos personas que permanecían desaparecidas.

Los naufragios tuvieron lugar en medio de fuerte oleaje y viento que habían anunciado los servicios meteorológicos en sus previsiones. El capitán del Phoenix PD Diving, al que las autoridades piensan presentar cargos, indicó, según los medios locales, que cuando perdió su barco había olas de hasta cinco metros de altura.

“El capitán y el propietario del navío sacaron la embarcación sin tener en cuenta la advertencia [meteorológica], por lo que se los considerará responsables”, indicó el viceprimer ministro y titular de Defensa, Prawit Wongsuwa, según los medios locales.

China ha enviado una delegación para tratar con las autoridades tailandesas la búsqueda de los nacionales desaparecidos. 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios