“Nadie merece morir por un videojuego”

Autor de tiroteo en Florida estuvo en un siquiátrico y compró armas legalmente
“Nadie merece morir por un videojuego”
Autoridades de Jacksonville, Florida, confirmaron que David Katz mató a dos personas y dejó nueve heridos el domingo, en el torneo Madden NFL 19. FOTO: TOMADA DE VIDEO
28/08/2018
03:20
AP
-A +A

Jacksonville.— El sospechoso de un tiroteo mortal en un torneo de videojuegos en Florida era conocido por no hablar con otros participantes y tener un comportamiento antisocial, dijeron contrincantes del campeonato.

Autoridades confirmaron que David Katz, de 24 años, de Baltimore, mató a dos personas y dejó nueve heridos antes de quitarse la vida el domingo en el torneo Madden NFL 19 que se realizaba en un centro comercial.

“No tiene sentido por qué lo haría”, dijo ayer Shay Kivlen, de 21 años, de Seattle. “En Madden [el nombre del juego] , uno no se enoja tanto por una derrota como para hacer algo así”.

El jefe de policía de Jacksonville, Mike Williams, reveló que Katz poseía dos armas de fuego cuando cometió el tiroteo; sin embargo, sólo usó una. Agentes del Departamento de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos dijeron que Katz compró legalmente ambas pistolas en agosto a un distribuidor autorizado.

Los registros judiciales muestran que el joven había sido hospitalizado por enfermedad mental, informó AP. Mientras que las declaraciones de divorcio de sus padres dicen que cuando era adolescente fue hospitalizado dos veces en instalaciones siquiátricas y que le recetaron medicamentos antisicóticos y antidepresivos.

Las autoridades buscaron en su habitación de hotel y recuperaron artículos. Todavía no saben si Katz viajó a Jacksonville solo o con otra persona, y aún no hay indicios de que haya planificado el ataque.

El campeonato de Jacksonville tenía una bolsa de 5 mil dólares a dividirse entre los finalistas.

“Nadie merece morir por un videojuego”, dijo Derek Jones, de 30 años, quien viajó desde Santa Fe, Nuevo México, para competir.

Kivlen reveló que cuando Katz se presentaba en los torneos, daba la impresión de nunca socializar y evitaba a las personas que le hablaban: “Siempre supimos que era diferente porque no era sociable para nada”. Agregó que el comportamiento extraño de Katz también se manifestaba en su manera de jugar. 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS