Juez de NY desestima posponer juicio contra "El Chapo" Guzmán

La defensa pretendía evitar el juicio del "Chapo", pero el juez Brian Cogan no cayó en la trampa

Eduardo Balarezo, abogado del narcotraficante mexicano Joaquín "El Chapo" Guzmán habla con los periodistas al salir de una audiencia hoy, martes 30 de octubre de 2018, delante de la Corte del Distrito Sur en Brooklyn, Nueva York (EU). FOTO: EFE
Eduardo Balarezo, abogado del narcotraficante mexicano Joaquín "El Chapo" Guzmán habla con los periodistas al salir de una audiencia hoy, martes 30 de octubre de 2018, delante de la Corte del Distrito Sur en Brooklyn, Nueva York (EU). FOTO: EFE
Mundo 30/10/2018 12:55 Víctor Sancho / Corresponsal Actualizada 14:55
Guardando favorito...

Nueva York.- Un juez de Estados Unidos desestimó el último intento a la desesperada de la defensa de Joaquín “El Chapo” Guzmán de posponer el inicio de su juicio, que como estaba previsto empezará el próximo lunes en Brooklyn, con la selección del jurado.

Los abogados del presunto líder del Cártel de Sinaloa habían preparado un espectáculo en la sala 8 de la corte federal del distrito este de Nueva York: en su mesa, apiladas, había 23 carpetas con 14 mil folios de información “crucial” entregada por el gobierno hace menos de un mes, material que consideraron que es “imposible de revisar para estar preparados” para uno de los mayores juicios por narcotráfico de la historia.

El gesto preveía ser una muestra de la voluntad de la fiscalía de ahogar a la defensa con papeles y pruebas para evitar que puedan estar listos para el juicio del Chapo, pero el juez Brian Cogan no cayó en la trampa.

“No voy a posponer el juicio otra vez”, sentenció, recordando a la defensa que recibieron muchos menos documentos que los 25 mil folios que se preveían inicialmente. La selección de jurado, como estaba previsto, iniciará el lunes 5 de noviembre.

El juez solo concedió a la defensa una pequeña pausa de una semana entre la selección de jurado y las declaraciones iniciales del juicio, programadas para el martes 13 de noviembre. “Espero que sea suficiente con eso”, se resignó uno de los abogados, Eduardo Balarezo, en unas breves declaraciones a los periodistas.

“[Estamos] Estresados pero listos”, sentenció poco después. Además de las 14 mil páginas que estuvieron presentes en la sala, la defensa tiene en su poder más de 320 mil folios y decenas de horas de grabaciones por revisar.

Cogan, en el cuarto de hora que duró la audiencia, se mostró molesto durante el transcurso de la vista, enojado con la “histeria y frenesí” de las partes en los últimos días, tratando de modificar a última hora los preparativos para el juicio.

“Esto tiene que parar”, avisó el magistrado, advirtiendo a las partes que será “más severo” si el ambiente histérico se mantiene durante el juicio.

En ese sentido, Cogan también tuvo reprimenda para el gobierno por intentar “complicar sin necesidad” el trabajo de la defensa en un elemento concreto: los numerosos supuestos asesinatos ordenados por "El Chapo".

El juez dijo que no permitirá que el juicio se alargue por culpa de que el gobierno quiera demostrar cerca de una cuarentena de homicidios que no tienen que ver directamente con las acusaciones a las que se enfrenta el sinaloense.
 

“Es un caso de narcotráfico y de ninguna manera voy a permitir que se convierta en un caso de asesinato que casualmente tiene drogas de por medio”, sentenció.

"El Chapo", presente en la sala, siguió la reprimenda en silencio, vestido con traje azul de la cárcel y
con unos audífonos para oír la traducción simultánea, casi sin inmutarse. Solo se levantó y alzó la mano en señal de saludo cuando Cogan, al entrar, le dio los buenos días.

Horas más tarde de la audiencia, el juez dictaminó que solo un grupo limitado de periodistas podrá seguir la selección de jurado que iniciará el próximo lunes, en una decisión salomónica que encaja entre la voluntad de tener una vista abierta a los medios y el miedo de la fiscalía y el juez de que la numerosa presencia de periodistas pudiera cohibir a los potenciales jurados.

Todavía falta por decidir qué pasará con El Chapo durante los más de tres meses que se prevé que dure el juicio: si se mantendrá en su actual cárcel en Manhattan o, por el contrario, se construirá una celda especial cerca de la corte y, así, evitar el corte diario del puente de Brooklyn durante sus traslados.

Con solo esa duda, el resto está listo para el inicio del juicio en el que se espera que pasen al menos 132 testigos. Más de mil personas respondieron los cuestionarios para formar parte del grupo de 12 jurados populares que dictaminarán si el Chapo es culpable o no de los 11 delitos y 29 violaciones de los que se le acusa, y que le podrían condenar a cadena perpetua.

Te puede interesar: Defensa de "El Chapo"Guzmán pide aplazar juicio hasta principios de 2019

jno

Guardando favorito...
 

Noticias según tus intereses

Comentarios