Dolientes asisten a una vigilia al aire libre, en Toronto, Canadá, el pasado 9 de enero, por las víctimas del avión de pasajeros ucraniano que se desplomó en Teherán. Foto: CHRIS HELGREN. REUTERS

Irán derribó avión por “error humano”

11/01/2020
03:16
Agencias
-A +A
Admite que Boeing ucraniano fue confundido con aeronave hostil; fue golpeado cuando amenazas estaban al más alto nivel, afirma

Teherán.— La TV estatal iraní, con base en fuentes castrenses, señaló este sábado que Irán derribó el avión de pasajeros ucraniano “involuntariamente”, debido a un error humano. Agregó que las autoridades prometieron llevar ante la justicia “inmediatamente” al responsable, y que la aeronave fue confundida con un “avión hostil”.

El presidente de Teherán, Hassan Rouhani, dijo que el desastre con el avión fue “un error imperdonable”. El Estado Mayor de las Fuerzas Armadas de la República Islámica declaró que el Boeing 737 fue “golpeado” en momentos en que las amenazas enemigas se encontraban “al más alto nivel”, según un comunicado divulgado por la agencia oficial de noticias Irna.

La nación persa indicó que la aeronave giró hacia un “centro militar delicado” de la Guardia Revolucionaria. El ejército estaba en su “nivel más elevado de alerta”, señaló, en unos días de fuertes tensiones con Estados Unidos.

“En condiciones así, debido a un error humano y en forma involuntaria, el proyectil alcanzó el vuelo”, se afirma en el texto. Se disculpó por el desastre y dijo que mejoraría sus sistemas para prevenir que ocurran esas “equivocaciones” futuras.

Anteriormente, Teherán había dicho que el incidente fue por una falla mecánica; sin embargo, potencias occidentales, como Canadá, Estados Unidos y Reino Unido, mencionaron el jueves que había sido por un misil.

El ministro de Relaciones Exteriores de Canadá, Francois-Philippe Champagne, informó ayer que la comisión a cargo de la investigación del accidente del avión ucraniano atribuyó los acontecimientos al impacto de un misil iraní.

El gobierno del premier Justin Trudeau reafirmó su compromiso con las investigaciones y declaró que buscará resultados transparentes y se actuará en todo momento con responsabilidad y justicia.

Canadá rebajó ayer a 57 el número de sus ciudadanos que perecieron el miércoles cuando un avión de Ukraine International Airlines (UIA) que se dirigía a Kiev se estrelló al poco de despegar del aeropuerto de Teherán, causando la muerte de sus 176 ocupantes.

Todavía el viernes, Teherán negó categóricamente esa idea, según la cual el avión fue derribado. Ayer, el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, respaldó la tesis del misil: “No tenemos razones para no creer los informes que hemos visto de diferentes capitales aliadas”.

El incidente ocurrió después de que Irán disparó contra bases militares en Irak donde hay soldados estadounidenses en respuesta por la muerte de un alto militar iraní.

Ucrania detalló ayer que responsables de Estados Unidos entregaron al presidente ucraniano, Volodimir Zelensky, “información importante” sobre la catástrofe.

Así lo informó el ministro de Asuntos Exteriores de ese país, Vadim Pistaiko, quien agregó que se obtuvo acceso a los restos del Boeing y al lugar del siniestro.

El premier de Canadá se reunió ayer en Toronto con familiares de algunas de las víctimas del accidente. El jueves, Trudeau participó en una vigilia frente al Parlamento de Canadá en Ottawa para recordar a los canadienses que perecieron en el derribo del avión. 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios