“Habrá traspaso pacífico del poder”

Republicanos se apartan del mensaje de Trump que no garantizó transición ordenada

“Habrá traspaso pacífico del poder”
El presidente Donald Trump y la primera dama, Melania, ayer en el homenaje a la jueza Ruth Bader Ginsburg. Foto: MICHAEL REYNOLDS. EFE
Mundo 25/09/2020 03:51 EFE Actualizada 03:51

Washington.— El Senado de Estados Unidos subrayó ayer su compromiso con un “traspaso pacífico del poder” si el candidato presidencial demócrata, Joe Biden, gana las elecciones de noviembre, después de que el presidente estadounidense, Donald Trump, se negara a garantizar que cedería el mando sin problemas.

La negativa de Trump a garantizar que aceptaría un “traspaso pacífico” del poder si pierde el 3 de noviembre, expresada el miércoles, provocó que numerosos miembros de su partido se distanciaran de esa postura y que el presidente tratara de matizarla.

“Queremos asegurarnos de que las elecciones se desarrollan de forma honesta y no estoy seguro de que eso pueda ocurrir”, dijo Trump.

Las declaraciones del mandatario llevaron al Senado a aprobar por unanimidad una resolución no vinculante en la que la Cámara reafirma “su compromiso con la transición ordenada y pacífica del poder que exige la Constitución de Estados Unidos (...) No debe haber perturbaciones, por parte del presidente o de ninguna otra persona en el poder, para anular la voluntad del pueblo”.

Antes, el líder republicano en el Senado, Mitch McConnell, tuiteó que “el ganador de las elecciones del 3 de noviembre será investido presidente el 20 de enero. Habrá una transición ordenada, como la ha habido cada cuatro años desde 1792”. A él se sumaron otros senadores, como Lindsey Graham y Marco Rubio.

Desde la Cámara Baja, la demócrata Nancy Pelosi criticó a Trump: “Usted no está en Corea del Norte, usted no está en Turquía, usted no está en Rusia, señor presidente. Usted está en (...) una democracia. ¿Por qué no intenta honrar su juramento de la Constitución de EU?”.

Trump también afirmó este miércoles que cree que el resultado de las elecciones acabará en la Corte Suprema, una idea que también han citado senadores republicanos como justificación para aprobar antes de los comicios a una sustituta de la fallecida jueza Ruth Bader Ginsburg. El presidente estuvo ayer en un homenaje a la jueza Ginsburg en la Corte Suprema, donde permaneció junto a su esposa Melania mientras fue abucheado.

Temas Relacionados
Ruth Bader Ginsburg donald trump

Comentarios