11 | NOV | 2019
Evelyn Hernández, la joven que aboga por la despenalización del aborto en El Salvador
Foto: EFE

Evelyn Hernández, la joven que aboga por la despenalización del aborto en El Salvador

21/08/2019
15:35
EFE
-A +A
"Con mi libertad siento que he revivido y mis planes son seguir estudiando y seguir ayudando a mis compañeras que aún están en la cárcel para que ellas también tengan justicia", expresó Evelyn, quién fue absuelta de homicidio agravado por presuntamente abortar

San Salvador.- La joven Evelyn Hernández, ahora en libertad tras ser absuelta del delito de homicidio agravado cometido al supuestamente abortar, abogó este miércoles por la despenalización del aborto en El Salvador, donde están prohibidas todas las formas de interrupción del embarazo.

Más relajada y tranquila, la joven de 21 años habló este miércoles con medios internacionales y comentó cómo lleva su vida luego de que el pasado lunes una corte del país la absolvió de cargos tras un nuevo juicio que duró dos días.

Con una voz un poco tímida y de pocas palabras, Hernández dijo que ha "revivido" y reiteró que sus planes son seguir estudiando y apoyar a otras mujeres que continúan en prisión por situaciones similares a las que ella pasó.

"Ahora con mi libertad siento que he revivido y mis planes son seguir estudiando y seguir ayudando a mis compañeras que aún están en la cárcel para que ellas también tengan justicia", expresó la salvadoreña que vive en una zona rural del municipio de El Carmen, en el central departamento de Cuscatlán.

La joven aprovechó la oportunidad para pedir al presidente, Nayib Bukele, que apoye la despenalización el aborto y a la Asamblea Legislativa que analice un anteproyecto de ley, presentado por diversas organizaciones sociales, que busca reformar el Código Penal para permitir la interrupción del embarazo en cuatro causas.

"Yo quisiera que él (Bukele) viera como nos discriminan. Siento que él debe de apoyar para que se despenalizara el aborto (...) llamo (a la Asamblea Legislativa) a que analice las cuatro causales", apuntó.

Hernández relató que su vida en el Centro de Readaptación para Mujeres de Ilopango, conocido como cárcel de mujeres y en el que estuvo 33 meses, fue "dura porque me discriminaban y tenía que sobrevivir".

"Mi vida en la cárcel fue dura porque me discriminaban y fue un calvario. Tenía que sobrevivir porque se escaseaba el agua y la comida era diferente. Era mucho sufrimiento", dijo.

La joven, que ahora sueña con estudiar informática e inglés y ayudar a sus padres a salir adelante, subrayó que su vida ha cambiado "porque tengo que volver a empezar, pero estoy muy contenta de estar en libertad".

"Espero apoyar a mis compañeras que quedaron en la cárcel", añadió.

Hernández tuvo un parto extrahospitalario el 6 de abril de 2016 cuando se encontraban en su vivienda y fue trasladada luego por un familiar al Hospital Nacional del municipio de Cojutepeque, donde fue denunciada ante las autoridades por el médico que la atendió, según lo señalaron sus abogados.

La Fiscalía General de la República (FGR) la acusaba de homicidio agravado en la modalidad de comisión por omisión, por lo que pedía un condena de 40 años de cárcel.

La joven enfrentó un nuevo juicio en libertad condicional, obtenida en febrero pasado, luego de que la Corte Suprema de Justicia (CSJ) anulara en diciembre de 2018 un fallo de julio de 2017, cuando fue condenada a 30 años de cárcel por el delito de homicidio agravado.

De acuerdo con la Agrupación Ciudadana por la Despenalización del Aborto, actualmente hay dieciséis mujeres encarceladas en el país centroamericano por supuestamente abortar.

En El Salvador, las mujeres que sufren complicaciones del embarazo que dan lugar a abortos espontáneos y mortinatos son habitualmente sospechosas de haberse practicado un aborto, prohibido en todas las circunstancias y tipificado como homicidio agravado, con una pena de cárcel de 30 años. 

agv

Mantente al día con el boletín de El Universal

Comentarios