Europa y Surcorea sufren por ola de calor

Sube el termómetro hasta 45 grados en península ibérica; temperaturas dejan tres muertos en España y 35 en el país asiático

Europa y Surcorea sufren por ola de calor
La gente se refresca en el parque Madrid Río, en la capital española, para mitigar la ola de calor que registra temperaturas de hasta 45 grados que no cesarán este fin de semana. Foto: PIERRE-PHILIPPE MARCOU. AFP
Mundo 04/08/2018 03:46 Agencias Actualizada 10:02

Madrid.— La ola de calor que afecta a gran parte de Europa se acentuará en algunos países del sur y centro del continente, especialmente en Portugal y España, donde las altas temperaturas han cobrado las vidas de tres personas; mientras que en Corea del Sur, el calor intenso ha dejado 35 muertos.

Hoy se espera el peor momento de la ola de calor, cuando la temperatura puede batir cifras históricas.

La ola de calor en la península ibérica, causada por la entrada de una masa de aire caliente procedente del norte de África, es la más severa desde 2003. En otros puntos del continente, el verano ha traído incendios forestales y sequía a lugares tan distantes como Reino Unido, Escandinavia y Grecia.

Las temperaturas en muchas partes de España y Portugal se mantendrán por encima de los 40 grados Celsius hasta el domingo, y podrían subir otros dos o tres grados, lo que podría llevarlas por encima del récord europeo anterior de 48 grados Celsius, establecido en Atenas en 1977.

Meteoalarm, la web de la Unión Europea (UE) que proporciona información sobre fenómenos climáticos adversos, ha emitido alertas rojas por calor extremo en puntos de Suiza, Croacia, España y Portugal.

Este aviso implica una situación meteorológica “muy peligrosa” y que “son probables graves daños y accidentes, en algunos casos con riesgo para la vida de las personas”.

Mantiene además la alerta naranja en amplias zonas de Francia, Bélgica, Austria, Lituania, Estonia, Polonia, Noruega, la República Checa, Eslovaquia, Eslovenia y Grecia, donde las elevadas temperaturas se deben al sistema estacionario de alta presión, un fenómeno que se ha repetido de forma constante en las condiciones meteorológicas europeas durante los dos últimos meses, dijo ayer la portavoz de la Organización Meteorológica Mundial (OMM), Sylvie Castonguay.

En Francia, más de la mitad del país está en alerta naranja y las autoridades recomendaron evitar la calle entre las 11:00 y las 21:00 horas.

Las aguas del mar Báltico en el litoral alemán han alcanzado temperaturas semejantes a la costa mediterránea francesa, con hasta 27 grados, 10 por encima de lo habitual, según datos oficiales.

Además, el nivel de algunos ríos ha bajado a mínimos históricos, lo que ha obligado a restringir el transporte fluvial de mercancías en algunos puntos del río Rin.

Las autoridades de ambos lados del mar Báltico, en Suecia y Polonia, han pedido que no se nade en sus aguas por una gran proliferación de algas tóxicas que se están propagando por las altas temperaturas.

En Escandinavia, las temperaturas alcanzaron récords hasta hace unos días. En Suecia, las autoridades advirtieron sobre el riesgo extremo de incendios forestales este fin de semana.

En Corea del Sur, la cifra de muertos por golpe de calor es tres o cinco veces mayor que el año anterior, señaló la dirección para control de enfermedades y prevención en Seúl. Además, dos mil 800 personas han sido tratadas desde mayo por enfermedades relacionadas con la temperatura.

El miércoles pasado, el termómetro marcó en Hongcheon, al noreste de Corea del Sur, una temperatura de 41 grados, la más alta desde hace más de 100 años. 

Comentarios