Donald Trump evalúa sedes para segundo encuentro con Kim Jong-un

"Él me gusta, yo le gusto, la relación es buena", declaró el mandatario estadounidense al referirse al líder norcoreano; destacó que el secretario de Estado de EU, Mike Pompeo, visitó Corea del Norte para gestionar la reunión
El secretario de Estado de EU, Mike Pompeo, se reunió este domingo con Kim Jong-un en Pionyang para preparar la segunda cumbre entre los mandatarios
En Pionyang se prepara la segunda cumbre entre los mandatarios. Foto: AFP
09/10/2018
14:59
EFE y AFP
-A +A

Washington.- El presidente estadounidense, Donald Trump, dijo este martes que está evaluando "tres o cuatro lugares" para su segunda cumbre con el líder norcoreano, Kim Jong-un, y bromeó con que a este dirigente seguramente "le gustaría" visitar su lujoso club privado Mar-a-Lago, en Florida.

"(La cumbre) va a ocurrir, estamos preparándola ahora mismo", dijo Trump en declaraciones a periodistas en el Despacho Oval, donde anunció la renuncia de la embajadora estadounidense ante la ONU, Nikki Haley.

"Estamos hablando sobre tres o cuatro lugares diferentes", agregó el mandatario, quien reiteró que la cumbre "probablemente" no será en Singapur, donde se produjo el primer encuentro entre ambos líderes en junio pasado.

Al preguntarle si Mar-a-Lago es una opción, Trump sonrió y dijo: "A él (Kim) probablemente le gustaría. A mí también me gustaría. Creo que estaría bien. Pero ya veremos".

A comienzos de su mandato, Trump invitó a Mar-a-Lago al presidente chino, Xi Jinping, y al primer ministro japonés, Shinzo Abe, para mostrarles parte de su imperio inmobiliario mientras desarrollaba una relación personal con ellos.

No obstante, Trump parecía bromear cuando contestó al cuestionamiento sobre Mar-a-Lago, y convencer a Kim de viajar a Florida podría ser complicado, dado que la Casa Blanca no logró persuadirle a comienzos de este año de celebrar la primera cumbre en Washington.

El presidente no quiso aclarar si uno de los lugares que baraja está en Estados Unidos, pero pronosticó que, a medida que avance el proceso de distensión, habrá "muchas reuniones en suelo estadounidense y en su suelo"; es decir, en Corea del Norte.

El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, se reunió este domingo con Kim en Pionyang para preparar la segunda cumbre entre Trump y el líder norcoreano, y adelantó que esa cita se convocaría "lo antes posible".

Pompeo destacó que hubo "avances significativos" para desbloquear las conversaciones sobre la desnuclearización, pero no quiso dar más detalles al respecto.

Según dijo tras el encuentro, se permitirá a inspectores internacionales ingresar a Corea del Norte para comprobar si efectivamente se desmanteló un centro de ensayos nucleares, como Pyongyang sostiene.

"Mike Pompeo tuvo una reunión muy, muy buena. Hablé con él mucho tiempo ayer", aseguró Trump.

"Hemos hecho avances increíbles, más que increíbles", subrayó el mandatario.

No está claro si ambos lados han acercado posturas en torno a la exigencia de Pionyang de que se desmantelen progresivamente las sanciones y se firme un tratado de paz con el Gobierno norcoreano para garantizar su supervivencia.

"No hubo pruebas nucleares, ni misiles, y tenemos una muy buena relación con el presidente Kim, lo cual es muy importante", dijo el mandatario estadounidense.

"Él me gusta, yo le gusto, la relación es buena", repitió Trump.

agv

Mantente al día con el boletín de El Universal