Continúan denuncias de mujeres migrantes por esterilización forzada en EU

Un médico dentro del Centro de Detención del Condado de Irwin suma varias denuncias por presuntas histerectomías a mujeres migrantes contra su voluntad, y en la mayoría de las veces, sin que ellas tengan conocimiento

Continúan denuncias de mujeres migrantes por esterilización forzada en EU
Foto: AFP
Mundo 18/09/2020 22:08 AP Actualizada 22:08

Houston.- Sentada frente a su abogado en un centro de detención de inmigrantes en una zona rural de Georgia, Mileidy Cardentey Fernández se desabrochó la vestimenta de la cárcel para mostrar las cicatrices en su abdomen. Había tres pequeñas marcas circulares.

A la cubana de 39 años sólo le dijeron que se sometería a una operación para tratar sus quistes ováricos, pero un mes después, todavía no está segura de qué procedimiento se hizo. Después de que Cardentey solicitara repetidamente sus registros médicos para averiguarlo, el Centro de Detención del Condado de Irwin le dio más de 100 páginas que mostraban un diagnóstico de quistes, pero nada del día de la operación.

“Lo único que me dijeron fue: 'Te vas a dormir y cuando te despiertes habremos terminado'”, dijo Cardentey esta semana en una entrevista telefónica.

Cardentey se quedó con su brazalete del hospital. Tiene la fecha, 14 de agosto, y parte del nombre del médico, el doctor Mahendra Amin, un ginecólogo vinculado esta semana a denuncias de histerectomías no deseadas y otros procedimientos realizados a mujeres inmigrantes detenidas que ponen en peligro su capacidad para tener hijos.

Lee también: Cancillería reacciona a denuncia de extracciones de útero a migrantes en EU

Una revisión de Associated Press de los registros médicos de cuatro mujeres y entrevistas con abogados revelaron crecientes acusaciones de que Amin realizó operaciones y otros procedimientos a inmigrantes detenidos que nunca buscaron o no entendieron completamente. Aunque algunos procedimientos podrían justificarse con base en problemas documentados en los registros, la falta de consentimiento o conocimiento de las mujeres plantea graves problemas legales y éticos, dijeron abogados y expertos médicos.

Amin ha realizado cirugía u otro tratamiento ginecológico en al menos ocho mujeres detenidas en el centro de detención del condado de Irwin desde 2017, incluida una histerectomía, dijo Andrew Free, un abogado de inmigración y derechos civiles que trabaja con otros abogados para investigar el tratamiento médico en la cárcel. Los médicos están ayudando a los abogados a examinar nuevos registros y más mujeres se están presentando para informar sobre su tratamiento por parte de Amin, dijo Free.

“La indicación es que existe una falta sistémica de consentimiento verdaderamente informado y legalmente válido para realizar procedimientos que podrían resultar en última instancia, intencional o no, en esterilización”, dijo.

La revisión de AP no encontró evidencia de histerectomías masivas como se alega en una denuncia ampliamente compartida presentada por una enfermera en el centro de detención. Dawn Wooten alegó que muchas mujeres detenidas fueron llevadas a un ginecólogo anónimo a quien etiquetó como el "recolector de útero" debido a la cantidad de histerectomías que realizó.

La denuncia provocó una reacción furiosa de los demócratas del Congreso y una investigación del inspector general del Departamento de Seguridad Nacional. También evocó comparaciones con esfuerzos anteriores sancionados por el gobierno en EU, para esterilizar a las personas para supuestamente mejorar la sociedad: víctimas que eran desproporcionadamente pobres, discapacitados mentales, indígenas estadounidenses, negros u otras personas de color. Treinta y tres estados tuvieron programas de esterilización forzada en el siglo XX.

En un comunicado el viernes, el director interino de ICE, Tony Pham, dijo: "Si hay algo de verdad en estas acusaciones, es mi compromiso hacer las correcciones necesarias para asegurar que seguimos dando prioridad a la salud, el bienestar y la seguridad de los detenidos de ICE".

LaSalle Corrections, que opera la cárcel, dijo en un comunicado que "refuta enérgicamente estas acusaciones y cualquier implicación de mala conducta".

Las mujeres alojadas en el centro de detención del condado de Irwin que necesitaban un ginecólogo generalmente eran llevadas a Amin, según los registros médicos proporcionados a AP por Free y el abogado Alexis Ruiz, quien representa a Cardentey. Las entrevistas con los detenidos y sus abogados sugieren que algunas mujeres llegaron a temer al médico.

Los registros revisados ​​por la AP muestran que una mujer recibió una evaluación psiquiátrica el mismo día que se negó a someterse a un procedimiento quirúrgico conocido como dilatación y legrado.

El resumen dice que ella negó necesitar atención de salud mental y agregó: "Estoy preocupada porque vi a otra persona después de la cirugía y lo que vi me asustó".

La AP también revisó los registros de una mujer a la que se le practicó una histerectomía. Ella informó de sangrado irregular y fue llevada a ver a Amin para un D&C. Un estudio de laboratorio del tejido encontró signos de cáncer temprano, llamado carcinoma. Las notas de Amin indican que la mujer accedió 11 días después a la histerectomía.

Free, quien habló con la mujer, dijo que se sintió presionada por Amin y que “no tuvo la oportunidad de decir que no” o hablar con su familia antes del procedimiento.

Los médicos le dijeron a la AP que una histerectomía podría haber sido apropiada debido al carcinoma, aunque puede haber opciones disponibles menos intrusivas.

Los abogados de ambas mujeres pidieron que se retengan sus nombres por temor a represalias por parte de las autoridades de inmigración.

La Junta Médica Compuesta de Georgia enumera a Amin como un médico acreditado sin acción disciplinaria pública. El director ejecutivo de la junta, LaSharn Hughes, dijo que los registros de las investigaciones eran confidenciales según la ley estatal.

Los fiscales estatales no remitieron a Amin a la junta médica después de la demanda de facturación porque no involucraba acusaciones específicas de daño al paciente, dijo Katie Byrd, portavoz del fiscal general de Georgia, Chris Carr.

agv

Comentarios