¿Cómo llega América Latina a Glasgow?

El bloque conciliador, AILAC (Asociación Independiente de América Latina y el Caribe), está abierto a que los compromisos de reducción de emisiones apliquen a países desarrollados y en desarrollo, y comprometida con objetivos menos contenciosos de adaptación

¿Cómo llega América Latina a Glasgow?
Foto: Jorge Alvarado
Mundo 28/10/2021 03:06 Daniela Stevens/ Profesora Investigadora de la División de Estudios Internacionales del CIDE Actualizada 03:10
Guardando favorito...

La respuesta corta a esa pregunta es: “fragmentada”. A pesar de que todos los países latinoamericanos, excepto México, pertenecen al grupo conocido como G77+China, no hay una membresía latinoamericana unificada dentro de las negociaciones de Naciones Unidas. Cuatro diferentes posiciones reflejan las divisiones históricas de la región.

El bloque conciliador, AILAC (Asociación Independiente de América Latina y el Caribe), está abierto a que los compromisos de reducción de emisiones apliquen a países desarrollados y en desarrollo, y comprometida con objetivos menos contenciosos de adaptación. Lo componen Colombia, Costa Rica, Panamá, Guatemala, Perú y Chile. La Alianza Bolivariana (ALBA), más polarizadora, aboga por un enfoque de justicia climática en el que los países desarrollados compensen su deuda histórica de emisiones por medio compromisos rigurosos de mitigación y ofrezcan recursos a los países en desarrollo para enfrentar los retos del cambio climático. ALBA defiende su derecho a explotar y monetizar sus recursos naturales, específicamente los hidrocarburos, por lo que no se compromete con medidas de mitigación.

Brasil y México han formado coaliciones con países fuera de la región que se alinean mejor con sus intereses y prioridades. México forma parte del Grupo de Integridad Ambiental con países como Corea del Sur y Suiza, pues busca distanciarse de la etiqueta “país en desarrollo” y posicionarse como una potencia media y constructiva, aunque esto está cambiando actualmente. Brasil participa en el grupo de potencias emergentes conocido como BASIC, con Sudáfrica, India y China. Estos países abogan por tener un crecimiento que no esté limitado por techos de emisiones impuestos internacionalmente. A pesar de ser los países que más contribuyen con emisiones de gases de efecto invernadero en la región, Brasil y México (Brasil emite 37% y México 17% de las emisiones latinoamericanas que representan 9% del global) son los más rezagados en su acción climática. Además de que han descuidado la participación en estas alianzas, sus gobiernos actuales fallaron en incrementar su ambición camino a Glasgow. Ambos tienen ambiciones menores y menos transparentes que hace 6 años en París.

Lee también: La Unión Europea: líder en la lucha contra el cambio climático

Temas Relacionados
América Latina Glasgow
Guardando favorito...
 

Noticias según tus intereses

Comentarios

El Universal

Newsletter Al Despertar

Inicia tu día bien informado con las notas más relevantes

Al registrarme acepto los términos y condiciones