Colombia castiga dosis mínimas de drogas

El presidente de Colombia, Iván Duque, ha prometido una política fuerte contra el narcotráfico. (LUISA GONZÁLEZ. REUTERS)
02/10/2018
03:13
José Meléndez / corresponsal
-A +A

San José.— Colombia, el mayor productor mundial de cocaína, endureció su política contra las drogas mediante un decreto que faculta a la policía a decomisar hasta la dosis mínima de consumo.

De acuerdo con el decreto firmado ayer por el presidente Iván Duque, el objetivo es atacar a las redes que proveen droga a niños, jóvenes y adolescentes en escuelas, colegios y universidades. Sin embargo, se respetará la portación de dosis mínimas para adictos.

“Como gobierno tenemos la responsabilidad y el compromiso de proteger y defender a nuestros niños, jóvenes, y sus familias”, indicó Duque.

“El microtráfico y consumo de drogas en las puertas de los colegios, en las universidades y en los parques, ha aumentado exponencialmente en los últimos años y no podemos ser indiferentes a esto”, advirtió.

La ministra de Justicia, Gloria Borrero, aseguró que el panorama del consumo de drogas en Colombia es “aterrador” y reiteró que la meta principal de la medida es “que no haya” distribuidores de drogas “induciendo a niños y jóvenes”.

Autoridades colombianas calculan que el microtráfico es un negocio anual de más de 3 mil 300 millones de dólares. El número de consumidores pasó de unos 400 mil, en 1997, a cerca de un millón y medio en la actualidad, según estudios estatales.

El decreto facultó a las fuerzas policiales a combatir el microtráfico, la tenencia y el consumo en espacios públicos, para reforzar la seguridad y la convivencia ciudadana.

Al recordar que la venta de estupefacientes “siempre ha estado prohibida” y que su tráfico es un delito, el gobierno aclaró que la medida “no penaliza la dosis mínima” y es respetuosa de las libertades protegidas por la justicia.

Si a una persona se le confisca una cantidad igual o menor a la dosis mínima permitida y demuestra “debidamente” su condición de adicta, la droga le será devuelta. Pero si se le decomisa una porción mayor, podría ser enjuiciada.

El decreto precisa que la cantidad de estupefacientes que una persona porta o conserva para su consumo nunca podrá exceder los 20 gramos de marihuana, cinco de marihuana “hachís” y uno de cocaína, entre otras sustancias.

Según las autoridades, la decisión fortalecerá el combate al tráfico de sustancias prohibidas en estadios, coliseos, parques, centros deportivos y de salud, así como en espacios públicos en general, en un país que es el principal productor mundial de cocaína.

La medida causó indignación de diferentes sectores que consideran que es restrictiva de las libertades y abre la puerta al soborno de la policía. El senador Gustavo Bolívar, de la opositora Lista de la decencia, indicó que los más beneficiados son los narcos porque se elevará el precio de las drogas. Con información de EFE

 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS