20 | FEB | 2019
"Boliburguesía": nueva clase social venezolana
Foto: EFE

"Boliburguesía": nueva clase social venezolana

08/02/2019
12:43
BBC News
Venezuela
-A +A
Hay dos tipos: los empresarios, que tienen medios de producción, y los funcionarios, que ascienden a cuenta de corrupción, señala el politólogo Nicmar Evans

El término se acuñó hace algunos años y "pegó" en la prensa y entre la gente común: se entiende por "boliburguesía" a una nueva clase social pudiente, compuesta por personas que se han enriquecido durante el gobierno "bolivariano" de Hugo Chávez.

Aunque algunos no lo emplean directamente, nadie, ni el mismo gobierno, parece negar su existencia. Otra cosa son las explicaciones sobre por qué nació y cuál es su destino, en cuyo caso la posición política del que lo analiza marca la diferencia.

Lo que parece claro es que no se trata de un fenómeno nuevo. Históricamente, en Venezuela ciertos grupos han aparecido asociados al poder y beneficiándose de éste. Según algunas personas, la “boliburguesía” vino a tomar el lugar que otros ya habían ocupado en décadas pasadas.

En cuanto a quiénes son los miembros de la "boliburguesía", eso entra en el terreno de la denuncia, ya que en muchos casos el factor corrupción tiene un peso determinante en la adquisición del estatus "boliburgués".

Recientemente, portavoces políticos de oposición expusieron una serie de nombres, entre los cuales el empresario Ricardo Fernández Barrueco, actualmente detenido por irregularidades en cuatro bancos de su propiedad, sería uno más.

Son y están

"Son una mezcla de políticos y militantes de partidos con empresarios que han empezado a hacer negocios, aupados en esta supuesta revolución", opina desde una perspectiva crítica el profesor de Políticas Públicas del Instituto de Altos Estudios de Administración, IESA, José Manuel Puente.

"Son gente que no está comprometida con el proceso político, sino que han visto en él una oportunidad para sacar dinero", señala el politólogo y director de la fundación Observatorio Socioeconómico, Nicmar Evans, quien simpatiza con el llamado "proceso".

El politólogo agrega que hay dos tipos de "boliburgueses": los empresarios (que tienen medios de producción) y los funcionarios (que ascienden a cuenta de corrupción). A los primeros los califica como poco interesados o sin ningún interés en las políticas públicas. A los segundos los inscribe entre los traidores.

"En mi opinión, no hay nada de malo en que un empresario genere riqueza. Lo malo es la influencia sobre el hacedor de políticas públicas", apunta José Manuel Puente.

Orígenes

En cuanto al origen de la "boliburguesía", Evans se la atribuye a la "amplitud del proyecto candidatural del Presidente Hugo Chávez", que dio cabida a todos en momentos en que no estaba muy clara la dirección económica que su gobierno iba a tomar.

Según este especialista, "al principio se asumía que el proyecto bolivariano tenía como objetivo una transformación política y no económica", de ahí que hubiera una "continuidad en la visión, pero mucho más dependiente del Estado", según añadió.

En cambio, en opinión de Puente "se trata de un problema de transparencia, de manejo discrecional de la política pública".

"Nunca había habido en Venezuela tanto dinero sin ningún control. No es que los dirigentes de ahora sean cromosómicamente menos puros. Es que se han perdido todos los mecanismos de control", señaló.

"Ningún proyecto político es perfecto, pero uno aspira a que si se detecta este tipo de triángulo de corrupción, se le ataque y eso no está pasando", añadió.

De acuerdo con Evans, la situación de los bancos intervenidos es una demostración de que el presidente ha "tomado la decisión de depurar paulatinamente" la esfera corrupción asociada a la "boliburguesía".

iarp
 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios