El rostro del sismo del 19 de septiembre no sólo fue muerte y desgracia, también fue la esperanza e inocencia de los niños.
27/09/2017
08:30
-A +A