La borrachera en la que se enamoraron Silvia Pinal y Pedro Infante