10 | DIC | 2019
Pumas cae ante el Puebla y se aleja de la liguilla
Carlos Gonzalez en lamento durante el juego de la jornada 11 del torneo Clausura 2019. FOTO/IMAGO7

Pumas cae ante el Puebla y se aleja de la liguilla

15/03/2019
20:17
Édgar Luna
-A +A
Con la llegada de Marioni hay dos jugadores que han tomado mayor protagonismo

Quizá si Bruno Marioni se apellidara Sánchez, González o Patiño, ya estaría fuera de los Pumas.

EL técnico argentino acumuló más de un mes sin ganar, sí, desde aquella victoria de 1-0 sobre América, del 17 de febrero, el Universidad Nacional no festeja nada en la Liga, cuatro derrotas y un empate, si no fuera por la Copa, donde está en semifinales, otra sería la historia.

El Puebla con injusticia ganó, 1-0 a los Pumas en un juego que debió quedar por lo menos 2-2. Ambos equipos hicieron por ganar, pero sólo uno fue contundente, el gol de Lucas Cavallini fue lo que marcó la real diferencia. Pero el futbol no es de merecer. Los números son fríos y hablan por sí solos.

Puebla llegó a 16 puntos y amanecerá en zona de Liguilla, y Pumas se quedará con 10, cada vez más lejos del objetivo pare el que trajeron a Marioni, que si se apellidara Patiño… Fue un juego agradable, que entre la desorganización con la que juegan los equipos de “Chelís”, y el ímpetu de Pumas, se volvió intenso e impreciso. Con muchos intentos pero pocos aciertos, siendo el Universidad, el de más orden, el que tuvo más oportunidades de gol.

Con la llegada de Marioni hay dos jugadores que han tomado mayor protagonismo y el su equipo: Malcorra y Iturra, de sus pies nace el futbol, de la enjundia de Mozo las ganas y de la contundencia de González, los goles. Uno llegó a tiro de Iturra, pero fue anulado por fuera de lugar y enseguida González se llevó a medio equipo de La Franja pero a la hora de definición Vikonis hizo una gran atajada. Puebla, a lo que sabe. Al pelotazo largo y al centro a la olla.

Y en la única en la que jugaron con idea, el centro de Loroña no fue bien rematado por Omar Fernández. La dinámica de Pumas creó aproximaciones, pero Puebla sacó el colmillo, comenzó a apretar en donde hace daño, comenzó a exigir al “Pollo” Saldívar quien le quitó motivos para festejar al tapar un buen tiro de Alustiza. Sólo era cuestión de que alguien se equivocara, que al fin alguien se atreviera a dar ese último pase, y ese fue Fernández quien centró al área chica donde la carrocería de Cavallini (49’) hizo trizas a Quintana y Arribas y de remate con la cabeza abrió el marcador.

A partir de ese momento, ya con Pumas con la necesidad de no quedarse sin puntos, y Puebla con la urgencia de sumar, se jugó “al gato y al ratón”, a esperar y salir en contragolpe… “Chelís” trató de demostrar que su sapiencia no sólo se basa en la motivación de sus jugadores y trató por todos los medios de cerrar el partido, al meter jugadores de corte defensivo, o por lo menos de más sacrificio. Pumas, normal se hizo dueño de la pelota, se hizo mandón en el juego con el riesgo de ser cazado.

Marioni agotó sus balas, mandó su resto a la cancha, mientras que Sánchez Solá jugaba al tribunero pidiendo que la tribuna del Cuauhtémoc jugara un partido aparte. David Patiño en cuatro juegos sacó 2 puntos para una efectividad de 16 por ciento. Marioni ha sumado 8 de 24 posibles para apenas tener el 38 por ciento. Mejor sí, pero no para justificar su llegada, porque Pumas ya no ruge ni araña.
 

Mantente al día con el boletín de El Universal

Comentarios