Santiago Ormeño, el verdugo que fue despreciado por Chivas

Universal Deportes 07/08/2020 19:16 Édgar Luna Cruz Actualizada 09:03

Santiago Ormeño busca la oportunidad de consolidarse, de ser un delantero estable dentro del futbol mexicano, sabe que a sus 26 años de edad se juega una de sus últimas cartas en la primera división

Santiago Ormeño ya se veía, ya estaba en las Chivas. Era la pretemporada del torneo de Apertura 2019.

"Me la pasé entrenando con ellos mes y medio, ya me sentía dentro. Tenía buen entiendimiento con Tomás (Boy, en ese tiempo técnico del Rebaño)", dice el ahora centro del delantero del Puebla, pero..., no contaba con que, "de última hora que llega Oribe Peralta, y como también tenían a Guillermo Madrigal,  que me dicen, gracias, pero no gracias".

Y se tuvo que ir al Puebla.

"Ahora sí que, "me tenían, era suyo y me dejaron ir, pero no pasa nada estoy feliz Puebla, porque en este equipo me han dado confianza, me estoy jugando mucho y quiero jugármelo por el Puebla".

PUEDES LEER: Futbolista se suicida tras quedarse sin equipo para jugar

Hoy, Oribe no juega y casi no ha jugado en las Chivas. Guillermo Madrigal nunca despegó en el Rebaño, ahora jugará en la tercera división de España con el Salamanca... ¿Y Santiago?

Santiago Ormeño busca la oportunidad de consolidarse, de ser un delantero estable dentro del futbol mexicano, sabe que a sus 26 años de edad se juega una de sus últimas cartas en la primera división, pero se la jugará con su resto.

La Franja se enfrenta contra las Chivas en un duelo que de primera, hubiera puesto a los tapatíos como los favoritos, pero las circunstancias marcan otra cosa, Puebla es líder de la competencia, Chivas está cerca del sótano. "Vamos a jugar con eso, nosotros a ir por todo como siempre y ellos con la urgencia que tienen de ganar".

Ormeño quiere jugar. Autor del primer gol del torneo para los camoteros, quiere ganarse la confianza total de Juan Reynoso, técnico de La Franja, y para eso, "tengo que competir contra todo. Hay varios delanteros en el equipo que queremos ese puesto en específico, el de centro delantero, y la lucha ha sido muy buena, muy leal, pensando todos en lo que sea mejor para el club. Yo voy por todas, a entregarme como siempre, ese es mi característica principal".

Puebla arrancó bien, dos juegos y cuatro puntos, y con una marca en especial, "la entrega. Este equipo juega bien, pero en caso de que algún día no lo hagamos, no dejaremos de pelearla hasta el final. Eso es lo que nos pide Juan en todos los entrenamientos y quiere que lo reflejemos en todos los partidos. Quizá no seamos favoritos en muchos lados pero pelearemos por la nuestra".

Cómo Santiago ha pelado por la suya. Su abuelo era  Walter Ormeño, portero peruano que hizo gran carrera en México tanto como jugador, y como técnico. "Mi todo... mi abuelo fue quien me enseñó todo lo que soy como futbolista. Lo primero que recuerdo de todo es jugando a la pelota con él, haciendo correr, tirarme, patear el balón. Él me formó como futbolista".

Pero no siguió los pasos como portero. "Pues lo intenté de chavo, pero mi abuelo mismo me dijo vete al campo. Era bueno, no es por nada, zurdito, la movía y él me echó para el campo".

Orgulloso del legado también acepta que en algún momento, "pues no ayudó mucho porque la gente te ve con otros ojos. Pero yo estoy orgulloso de quién soy y de mi pasado, estoy donde estoy por méritos propios".

Puebla se enfrenta contra el Guadalajara, un duelo que servirá para La Franja para confirmar que no será comparsa en este torneo o a las Chivas para despertar.

Y pensar que el Rebaño tuvo a Santiago Ormeño... Pero lo dejó ir.
 

Temas Relacionados
Santiago Ormeño Chivas