Earl Thomas casi es asesinado por su esposa

De acuerdo con los reportes, Earl Thomas fue descubierto en una infelidad, que casi le cuesta la vida

Earl Thomas casi es asesinado por su esposa
AP
Universal Deportes 07/05/2020 11:13 EFE Actualizada 11:30
Guardando favorito...

Earl Thomas, defensivo de los Ravens de Baltimore, fue supuestamente apuntado a la cabeza con un arma por su esposa Nina, en un incidente ocurrido en abril cuyos detalles se publicaron en el portal de internet TMZ

Thomas, como respuesta, divulgó un vídeo en su página de Instagram en el que dice que: “en lugar de hablar de nosotros, manténgannos en todas sus oraciones”.
 
El profundo, quien cumple 31 años este jueves, dice en su vídeo que había sido alertado sobre el hecho de que la empresa iba a publicar un informe. 

“Creo que estaré en TMZ por la mañana, de alguna manera obtuvieron un informe policial con detalles ... Obviamente, no es así como quería que comenzara mi desayuno de cumpleaños, pero es lo que es”, comentó. 
 

 

La información indica que “la estrella de la NFL Earl Thomas tiene suerte de estar vivo después de que los policías dicen que su esposa sostuvo un arma de fuego cargada a menos de medio metro de su cabeza ... después de que supuestamente lo sorprendió engañándola con otra mujer”.
 
TMZ dice que tiene documentos judiciales del presunto incidente, que asegura que tuvo lugar en Austin (Texas), a las 3:41 a.m. del pasado 13 de abril. 

Thomas no fue arrestado. Sin embargo, su esposa, Nina, fue fichada por asalto en una residencia con la intención de cometer un delito, agravado con un arma mortal. Fue puesta en libertad bajo fianza. 

Thomas dijo en su vídeo: “Cosas como esta pasan. Tratamos de vivir las mejores vidas que podamos. A veces no sale según lo planeado”.

Lee también: El futbol no tiene fronteras, nos cuenta Jero Freixas, de "La Pareja del Mundial"
 

Temas Relacionados
NFL Ravens
Guardando favorito...
 

Noticias según tus intereses


Newsletter Al Despertar

Inicia tu día bien informado con las notas más relevantes