Urquidy aspira a ser el nuevo ídolo de Grandes Ligas

El pitcher de los Astros se siente a la altura de la exigencia en MLB

Urquidy aspira a ser el nuevo ídolo de Grandes Ligas
FOTO/ARCHIVO EL UNIVERSAL
Universal Deportes 11/07/2019 00:00 Carlos Daniel Salgado Actualizada 17:00
Guardando favorito...

Cuando un mexicano llega a las Grandes Ligas, el entorno no siempre es favorecedor; pocos tienen la fortuna de establecerse en una organización que los abrace, sin antes ganarse en el diamante a la tribuna de su parque.

El pitcher mazatleco José Urquidy, recién comenzó una aventura en la Gran Carpa, cuyo clímax y desenlace dependerán únicamente de sus lanzamientos, porque la ciudad y los Astros tienen tiempo conspirando en su favor.

En Houston no sólo ha coincidido con el consolidado Roberto Osuna, con quien comparte desde categorías infantiles y quien —según sus palabras— constantemente lo aconseja, sino con el gerente general del equipo: Jeff Luhnow, nacido en México y promotor del talento azteca en MLB. “Lo conocí en 2016, en el Foro Sol. Ahí me dijo que le gustaba la presencia de peloteros mexicanos. Trabajé por esa oportunidad y se me concedió, pero me la gané, no fue sólo porque él quisiera”, recuerda el lanzador.
 

Hace años, Jeff Luhnow contó que uno de los propósitos de su apoyo a la pelota mexicana era encontrar al “nuevo Fernando Valenzuela”. José se siente a la altura del reto y promete que no descansará hasta ser “un ídolo para México”. 

Luego de una primera apertura sin decisión y un primer descalabro a la siguiente salida, Urquidy confiesa que se quedó “con ganas de más”, pero no renunciará al sueño que inició cuando era niño y veía a Roger Clemens, su jugador favorito, por la televisión. “Pienso que voy a explotar. No sólo es el debut, quiero mantenerme y hacer mis números”, apunta, confiado por el respaldo que le brinda la segunda ciudad con más connacionales en Estados Unidos.

Su apellido es Hernández Urquidy, pero el sinaloense tiene claro que el segundo es el que se estampará en su uniforme de aquí al final de su carrera. “Mi madre me llevó a conocer un campo de beisbol y así me  conocen desde entonces”, relata el mexicano 128 en jugar en  Grandes Ligas. Ahora, su sueño es ver ‘Urquidy’ en la franela tricolor en un Clásico Mundial.

Suscríbete a nuestras redes sociales:   Youtube    Facebook    Twitter Instagram

Guardando favorito...

Recomendamos

Comentarios