Girando en un tacón
Dale la vuelta a tu cabeza

You are here

Merecer sin demandar

Existe una línea delgadísima entre sentirse merecedorxs y vivirse merecedorxs. La diferencia radica en la autoestima. Sentir que mereces todo tiene que ver más con una cuestión de ego desbordado, que genera una ansiedad por demandar que las necesidades sean cubiertas a toda costa. Cuando se VIVE el merecer existe una acción distinta, no se demanda nada, muy por el contrario uno persiste para que las cosas se den pero desde el equilibrio.
17/08/2017
14:19
-A +A

Existe una línea delgadísima entre  sentirse merecedorxs y vivirse merecedorxs. La diferencia radica en la autoestima. Sentir que mereces todo tiene que ver más con una cuestión de ego desbordado, que genera una ansiedad por demandar que las necesidades sean cubiertas a toda costa. Cuando se VIVE el merecer existe una acción distinta, no se demanda nada, muy por el contrario uno persiste para que las cosas se den pero desde el equilibrio.

Es muy distinto decir, merezco toda la felicidad (ego) y delegar la responsabilidad de esta a las personas y a los eventos externos, a merezco la felicidad (buena autoestima) y modificar algunos comportamientos para hacerse responsable tanto de las decisiones y  acciones,   como de la felicidad misma.

La línea se hace casi invisible cuando vemos a una persona con muy alta autoestima y la podemos confundir con arrogancia o soberbia. Una cosa es tener sana autoestima, tratarse así mismxs con respeto y no permitir faltas de respeto de los demás, y otra ser una persona con el ego enorme presumida y prepotente que en realidad está mostrando que tiene  mala percepción de sí mismx por lo que necesita apoyarse de esas actitudes para darse importancia. Quien tiene verdadera confianza en sí mismx, en sus pensamientos y acciones, claramente no recurre a la demanda exuberante de atención, o al menos no recarga su entero bienestar en las opiniones que lxs demás tengan de su persona.  

Para tener una buena autoestima no basta con reafirmarse las virtudes todos los días frente al espejo (aunque definitivamente ayuda mucho más que repetirse los defectos), sino buscar la congruencia entre el pensamiento y las acciones, tener sentido de realidad personal y del mundo. Tener la capacidad para reconocer los errores, pero no para golpearse sino para aprender de ellos y actuar de distinta manera la siguiente vez.

Para merecer la felicidad, el amor o las cosas buenas primero debemos creer que las merecemos desde la confianza en nosotrxs mismxs y no desde la demanda. Puede sonar muy complejo, porque ¿cómo podemos hacer para tener confianza en nosotrxs mismxs en un principio? Pienso que a través de la conciencia, la evaluación constante de la realidad, aplicando la responsabilidad  en todos nuestros actos y también a través del perdón. El autoperdón y el perdón a otrxs.

Twitter @reginakuri 

Dale la vuelta a tu cabeza
Autora de Girando en un tacón y Ya Aliviánate. Consejera en Adicciones. Corredora de montaña y ultradistancia. Girando en un tacón es un espacio para la reflexión y el compartimiento de temas y...

Comentarios

Comentarios