Secretario de Defensa de EU no descarta retomar ejercicios militares en Surcorea

James Mattis declaró que las maniobras conjuntas con Corea del Sur se detuvieron en una "muestra de buena voluntad" hacia Corea del Norte luego de que Donald Trump se reuniera con Kim Jong-un el pasado 12 de junio
Secretario de Defensa de EU no descarta retomar ejercicios militares en Surcorea
Foto: Reuters
28/08/2018
16:55
EFE
-A +A

Washington.- El secretario de Defensa de Estados Unidos, James Mattis, restó importancia a la suspensión de maniobras conjuntas con Corea del Sur, en junio lo que calificó de "muestra de buena voluntad" hacia Corea del Norte, mientras advirtió de que no descarta retomar estos ejercicios militares el año próximo.

"Suspendimos algunas maniobras por orden del presidente como muestra de buena voluntad (...). Ahora mismo no tenemos planes de suspender nuevas maniobras", declaró Mattis durante una rueda de prensa celebrada hoy en el Pentágono.

mattis.pentagono.jpg
Foto: AFP

Mattis sostuvo que, en cualquier caso, Estados Unidos no canceló todos sus ejercicios militares en la región y vinculó el desarrollo de nuevas maniobras al cariz que tomen las negociaciones entre Washington y Pyonyang.

Dichos ejercicios que Estados Unidos y Corea del Sur venían celebrando anualmente y en los que solían participar cerca de 20 mil militares estadounidenses, eran considerados como una provocación por parte de Pyonyang, por lo que el presidente Donald Trump ordenó su suspensión tras reunirse con el líder norcoreano, Kim Jong-un, en Singapur el pasado 12 de junio.

Sin embargo, la Casa Blanca se ha mostrado decepcionada en los últimos días con los "progresos" logrados tras la cumbre, lo que llevó al propio Trump a cancelar el viernes el viaje que tenía previsto realizar esta semana a Corea del Norte el secretario de Estado, Mike Pompeo.

"El fondo del asunto es que se han logrado progresos. Todos lo hemos visto. Pero sabíamos que iba a ser una negociación larga", consideró Mattis.

Por otro lado, el secretario de Defensa aprovechó su poco habitual comparecencia ante los medios de comunicación para repasar otros asuntos de interés para las Fuerzas Armadas estadounidenses.

Entre estos temas, destacó la situación de las tropas desplegadas en Afganistán, Siria e Irak en el marco de lo que las autoridades estadounidenses denominan "guerra contra el terror".

Mattis reiteró que la presencia de los soldados en Afganistán no será duradera, aunque recalcó la importancia de su despliegue en la región para evitar atentados como los del 11 de septiembre de 2001. "Estamos allí para garantizar que Estados Unidos no sea amenazado desde este lugar, y solo hay que recordar los atentados que tuvieron lugar en Nueva York o aquí mismo", recordó Mattis.

A pesar de que manifestó su optimismo respecto a una próxima "solución política" del conflicto afgano, una creencia que sustentó en los dos alto el fuego acordados recientemente por los talibanes y el Gobierno local, Mattis señaló que las tropas de su país no abandonarán la región hasta que no se cumplan dos premisas.

"Primero tenemos que destruir al Estado Islámico y después tenemos que entrenar a las tropas locales", dijo.

El secretario destacó también en la rueda de prensa la importancia de las alianzas para el Pentágono y nombró, a modo de ejemplo, las buenas relaciones con la mayoría de los países europeos y latinoamericanos.

En cuanto a Latinoamérica, por donde Mattis hizo hace un par de semanas su primer viaje oficial, el jefe del Pentágono expresó su satisfacción con el rumbo que mantiene la región, con una "creciente democracia y prosperidad", pese al escenario "inestable" que ofrece el resto del mundo.

El funcionario reconoció, eso sí, que existen "excepciones" como Venezuela, Cuba y Nicaragua, pero matizó que incluso estos Estados "están descubriendo" que es necesario cambiar de política.

"Hasta Castro sabe ahora que el modelo de Cuba ya no funciona para Cuba, ni para nadie más", concluyó Mattis.

agv

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS