¿Por qué es tan difícil sacar a los niños tailandeses de la cueva?

Luego de la muerte de un buzo en las labores de recate y tras llevar dos semanas atrapados, los niños comienzan a quedarse sin oxígeno, siendo muy complicado hacer llegar tanques con oxígeno hasta su ubicación aproximadamente a un kilómetro bajo tierra

¿Por qué es tan difícil sacar a los niños tailandeses de la cueva?
Foto: Reuters
Mundo 06/07/2018 21:06 Patricia San Juan Actualizada 22:14
Guardando favorito...

Ciudad de México.- Continúa el complejo rescate de 12 niños y su entrenador, quienes se encuentran dentro de una cueva en la comunidad Chiang Rai, Tailandia. A pesar de ser identificados, después de 13 días, continúa siendo tortuoso lograr retirarlos del pequeño espacio en el que se encuentran, tanto para las autoridades del país como para los expertos extranjeros que se han ofrecido para colaborar con el rescate.

Los niños fueron localizados el lunes 2 de julio, luego de estar extraviados desde el 23 de junio.

Los menores fueron encontrados en una cueva de difícil acceso, que se ubica a dos o tres kilómetros de distancia de la entrada principal, a aproximadamente un kilómetro bajo tierra. Su recate no se trata de un avance en línea recta y en zonas secas, pues la cueva no cuenta con accesos sencillos que se puedan hacer a pie.

Los rescatistas han procurado brindarle a los menores clases de buceo, pero las cortas clases no son suficientes para la cantidad de metros que deben recorrer bajo el agua y en espacios muy estrechos. Esto se suma a las pobres condiciones físicas en las que se encuentran, por lo que un recorrido que suele ser complejo para buzos expertos resulta muy difícil para los menores.

La muerte de uno de los buzos rescatistas, la madrugada de este viernes, levantó las alertas y preocupó a los padres de familia. Sobre todo porque, según los informes de los expertos, tras llevar dos semanas atrapados, los menores se están quedando sin oxígeno y los tanques extras no resultan fáciles de llevar al lugar.

En caso de seguir la ruta de los rescatistas para salir del lugar, los menores tendrían que enfrentarse a una sección muy estrecha de la cueva, de menos de un metro, que resulta imposible cruzar con un tanque de oxigeno. Al librar ese obstáculo deberían bucear aproximadamente 30 metros y cruzar otra parte que resulta tan estrecha que no permite el paso con tanque.

Después se cruzarían con cuatro áreas que están inundadas pero que pueden ser atravesadas sin necesidad de equipo de buceo, para después escalar y así llegar al espacio en el que se pueda salir a pie. El rescate no puede aplazarse pues se esperan lluvias monzónicas que podrían imposibilitar el acceso total a la gruta.

La salida, que aproximadamente toma seis horas, resulta riesgosa aún para los profesionales, pero las autoridades han hecho lo posible por dragar el contenido de la cueva y así simplificar el rescate.

Mientras tanto, vecinos del lugar aseguran que el flujo de los ríos cercanos ha aumentado su nivel y las cosechas están en riesgo, pero ellos darán lo que sea necesario para apoyar al rescate de los menores.

agv

Guardando favorito...

Recomendamos

Comentarios