X

¿Por qué el 19 de noviembre es el Día del Hombre?

El Día Internacional del Hombre se celebra en más de 60 países desde 1999. Te contamos sus orígenes y objetivos

¿Por qué el 19 de noviembre es el Día del Hombre?
El Día Internacional del Hombre se celebra en más de 60 países - Foto: Archivo/EL UNIVERSAL
Mundo 19/11/2020 20:12 Redacción Ciudad de México Actualizada 22:32
Guardando favorito...

Cada 19 de noviembre, diversos países de todo el mundo celebran el Día Internacional del Hombre.

Más allá de ser una fecha superflua que compita por la atención de cuestiones de género, el Día Internacional del Hombre es la ocasión ideal para celebrar las contribuciones sociales de los hombres, así como para analizar las distintas maneras de vivir y expresar la masculinidad.

¿Cuál es el origen del Día Internacional del Hombre?
El Día Internacional del Hombre se estableció en 1999 en Trinidad y Tobago por iniciativa del Comité Internacional del Hombre, como señala la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH).

Este evento anual que se celebra cada 19 de noviembre tiene por objetivo mejorar la salud de hombres y niños, mejorar las relaciones de género, promover la igualdad de género y los modelos masculinos positivos.

El Día Internacional del Hombre se celebra en más de 60 países de América, Asia, Europa, África, el Caribe y Australia.

Por medio de este día, diversas organizaciones promueven modelos masculinos positivos, celebran las contribuciones positivas de los hombres en el ámbito social, familiar, de pareja, el cuidado de los niños y el medio ambiente, además de centrarse en la salud y bienestar social, emocional, física y espiritual de los hombres.

Rumbo a la construcción de masculinidades positivas
Como menciona la CNDH, durante el Día Internacional del Hombre diversos países se enfocan en campañas para reflexionar sobre nuevas masculinidades no machistas, patriarcales o violentas, puesto que los mismos hombres se ven afectados por la masculindad tóxica.

Y es que aunque cada vez hay más atención sobre los efectos nocivos de la masculinidad tóxica para las mujeres, lo cierto es que los hombres no se libran de sus consecuencias y su desarrollo personal está seriamente limitado por la ideología caduca que promueve el machismo.

De acuerdo con la organización Teaching Tolerance, la masculinidad tóxica es la idea de que sólo existe una forma correcta de ser hombre: ser fuerte, duro, estoico y agresivo.

El problema de esta definición es que es sumamente restrictiva para los hombres, pues cualquiera que se salga del espectro, por más mínimo que sea, deja de ser considerado un “hombre de verdad”.

Expresiones como “los hombres no lloran” o “pareces niña” podrían parecer inofensivas, pero merman el desarrollo personal de los individuos y los predisponen a cumplir con estereotipos que los limitan.

Por otra parte, el estereotipo del hombre macho tiene repercusiones negativas en la sociedad pues al asumir que los hombres son “naturalmente” agresivos, se les permite incurrir en actos violentos que incluso atentan contra el bienestar de otras personas y que al ser considerados normales, suelen recibir penas laxas o ni siquiera son juzgados.

Sin embargo, la noción de que los hombres son violentos e insensibles por naturaleza no es más que un constructo que, si bien ha permanecido por años en la sociedad, puede ser resignificado en aras de masculinidades sanas que verdaderamente promuevan el bienestar de hombres y niños, como se propone con la celebración anual del Día Internacional del Hombre.
 

hombre3.jpg
 

La CNDH define la masculinidad como “el conjunto de atributos, valores, comportamientos y conductas que son característicos del hombre en una sociedad determinada” y agrega que actualmente se cuestiona la existencia de un hombre universal.

Al cuestionar esta noción, se abre la puerta a distintos tipos de masculinidades que reconozcan que cada persona tiene una manera diferente de expresar su género, por lo tanto, existen muchas formas de ser hombre.

Además, como menciona la CNDH, el concepto de “lo masculino” puede modificarse de acuerdo con los cambios culturales, ideológicos, económicos y jurídicos de una sociedad.

En este sentido, se puede entender que los modelos de masculinidad que le funcionaron a nuestros bisabuelos, abuelos y padres, no necesariamente son los que le funcionan a los hombres actualmente y que tras analizar los obstáculos que les representa perpetuar dichos modelos, decidan enfocarse en masculinidades alternas.

Las masculinidades alternas permiten a los hombres descubrir nuevas formas de expresar su identidad de género al elegir conductas, características y actitudes que les den mayor libertad.

Por medio de las masculinidades alternas, de acuerdo con la CNDH, los hombres pueden elegir formas más sanas de relacionarse con otros, reconocer que sus relaciones no necesariamente tienen que ser violentas, respetar el derecho a definir la preferencia sexual e incluso asumir que los hombres tienen el mismo derecho que las mujeres de experimentar una amplia gama de sentimientos.

Además, enfocarse en nuevos modelos de masculinidad que respondan a las necesidades del hombre moderno también les permite ejercer la paternidad con mayor cercanía, creando lazos fuertes con sus hijos, siendo mucho más que simplemente proveedores.

Si bien cada hombre tiene una manera diferente de expresar su masculinidad, valdría la pena que analizaran los pros y contras que hay detrás de los modelos que eligen seguir, pues al descubrir que existen opciones más sanas para su desarrollo personal no sólo se estarán beneficiando a sí mismos sino también a la sociedad entera.

mp

Guardando favorito...
 

Noticias según tus intereses

Comentarios

El Universal
Las Indispensables

Termina tu día bien informado con las notas más relevantes con este newsletter

Al registrarme acepto los términos y condiciones