Se encuentra usted aquí

Pentágono toma medidas contra acoso

Establece una oficina para unificar las denuncias; acusaciones quedarán en el historial de los señalados
El secretario de Defensa de EU, James Mattis, dijo ayer en Washington, tras los cambios en la política de acoso, que “no creo que se deba denigrar a nadie” (CAROLYN KASTER. AP)
09/02/2018
04:45
Agencias
Washington
-A +A

El Departamento de Defensa de Estados Unidos divulgó ayer un documento en el que se establecen nuevas medidas para evitar el acoso en las Fuerzas Armadas, que acercarán “un paso más” al Pentágono a su objetivo de eliminar este tipo de conductas en el cuerpo castrense.

“El acoso... no tiene cabida en nuestro lugar de trabajo. La política divulgada hoy [jueves] nos acerca un paso más a la eliminación de este tipo de comportamientos”, señaló el subsecretario de personal de la cartera de Defensa, Robert Wilkie, en un comunicado.

El documento pone el foco en la adopción de medidas preventivas para evitar que se produzcan este tipo de situaciones y aumenta la capacidad de responsabilizar a los mandos superiores, con el “objetivo de proteger” a los miembros del ejército. Asimismo, se establecerá una oficina para unificar las denuncias que responderá directamente al subsecretario de personal y que gestionará las alegaciones sobre casos de acoso sexual, discriminación e inclusión racial.

Los miembros de las fuerzas armadas que acosen u hostiguen a personas en el trabajo o internet recibirán un señalamiento permanente en su historiales de servicio, por ejemplo.

“Es un marco de trabajo para que el ejército pueda hacer frente a todo tipo de comportamientos inapropiados, como chistes ofensivos, estereotipos o discriminación. Nadie debería sentirse intimidado, nadie debería sentir que no puede llevar a cabo su trabajo”, afirmó la portavoz del Pentágono, Dana White, en una rueda de prensa.

La reforma se produce casi un año después de que un escándalo de fotos de desnudos en la internet sacudió la Infantería de Marina.

En tanto, la Casa Blanca admitió que podría haber sido más vehemente frente a las muchas acusaciones de violencia doméstica contra Rob Porter, quien renunció el miércoles como secretario de personal. Porter negó acusaciones de haber abusado de sus dos ex esposas, una de las cuales divulgó una foto suya con un ojo morado por el que lo responsabiliza. “Podríamos haberlo hecho mejor”, dijo el subsecretario de prensa Raj Shah a periodistas.

 

Mantente al día con el boletín de El Universal