21 | SEP | 2019
Muere un quinto menor en custodia
Jeff Allen, quien vigila armado la zona de Sunland Park, Nuevo México, espera a entregar a migrantes brasileños a la Patrulla Fronteriza. FOTOS: PAUL RATJE. AFP

Muere un quinto menor en custodia

21/05/2019
04:28
Agencias
-A +A
72 horas es el lapso límite que, según la ley estadounidense, debe transcurrir para transferir a los menores no acompañados al Departamento de Salud, el HHS

Washington.— Un adolescente de 16 años murió ayer en custodia de la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos, el quinto menor guatemalteco que fallece en circunstancias similares desde diciembre pasado.

El joven, identificado por La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés) como Carlos Gregorio Hernández Vázquez, “fue hallado inconsciente en un chequeo en la mañana” en la estación fronteriza de Weslaco, Texas, indicó la autoridad migratoria.

El organismo añadió que la causa de muerte aún se desconoce y que “se ha abierto una investigación”; no obstante, se comunicó que Hernández Vázquez informó a las autoridades el domingo por la mañana que se sentía mal, el mismo día en había sido transferido a Weslaco, y fue diagnosticado con influenza. El menor fue detenido el 13 de mayo cerca de Hidalgo, Texas.

La CBP precisó que “tenían previsto transferirlo” a una instalación del Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS) dentro de un lapso de 72 horas.

La cancillería guatemalteca informó por su parte que el joven era originario del departamento norteño de Baja Verapaz y que había ingresado a Estados Unidos “buscando reunificación familiar”, y solicitó al gobierno estadounidense esclarecer la muerte del menor de edad.

“El gobierno de Guatemala lamenta el fallecimiento de este niño guatemalteco, presenta sus condolencias a la familia y solicita que de manera urgente las autoridades estadounidenses se pronuncien sobre la causa de muerte y se deduzcan las responsabilidades que amerite el caso”, señaló la dependencia en un comunicado.

Un funcionario de la CBP dijo que el guatemalteco había sido revisado por última vez una hora antes de que fuera hallado inconsciente. El FBI investiga el caso.

Desde diciembre pasado, cinco menores guatemaltecos han fallecido tras ser detenidos y puestos bajo custodia de la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos.

El primer caso ocurrió el 8 de diciembre con la muerte de Jakelin Caal, de siete años, del municipio indígena de Raxruhá, quien falleció en un hospital de Estados Unidos bajo protección federal, tras cruzar la frontera de forma ilegal con su padre.

Miles de guatemaltecos y centroamericanos emprenden cada año el arriesgado viaje a Estados Unidos, en busca del sueño americano, huyendo de la pobreza y la violencia.

Mantente al día con el boletín de El Universal

Comentarios