Distintos mensajes en las calles de Honduras repudian al presidente de ese país, Juan Orlando Hernández, por la corrupción política.
Distintos mensajes en las calles de Honduras repudian al presidente de ese país, Juan Orlando Hernández, por la corrupción política. Foto: José Meléndez

Más migración por aumento de corrupción en Triángulo Norte de Centroamérica

25/01/2020
15:01
José Meléndez / corresponsal
-A +A
El Triángulo Norte de Centroamérica sufrió en 2019 un retroceso generalizado en la percepción de la corrupción, aseguró un informe de Transparencia Internacional

San José. - El Triángulo Norte de Centroamérica sufrió en 2019 un retroceso generalizado en la percepción de la corrupción, aseguró un informe de Transparencia Internacional (TI) sobre uno de los principales factores políticos y socioeconómicos que alimentan la masiva migración irregular de Guatemala, Honduras y El Salvador a México y Estados Unidos.

El conflictivo bloque de naciones del Triángulo, que es la fuente de las multitudinarias corrientes humanas que por vías ilegales intentan permanentemente llegar a EU vía México para escapar de la miseria y de la inseguridad en sus países, cayó en el Índice de Percepción de Corrupción (IPC) elaborado por TI, organización mundial no estatal con sede en Alemania que monitorea la decencia en la función pública.

De menos a más, el IPC mide la percepción ciudadana sobre la corrupción en 180 países. Dinamarca ocupó el primer puesto, con una calificación de 87 puntos sobre 100, y Somalia quedó de último, con 9.

El Salvador cayó del 105 en 2018 al 113 en 2019, con 34, mientras que Honduras perdió 14 posiciones, al pasar del 132 al 146 el año pasado, con 26. Guatemala, que llegó el 140 en 2018, bajó al 146 con 26 y compartió posición con su Honduras.

La corrupción sacudió a los tres países. El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, negó en 2019 las acusaciones de nexos con el narcotráfico para financiar su campaña electoral de 2013, que ganó.

Las tres naciones tienen a cuatro ex presidentes—el salvadoreño Antonio Saca, el hondureño Rafael Callejas y los guatemaltecos Otto Pérez y Álvaro Colom—en la cárcel o en arresto domiciliario por corrupción.

Controversias. La sociedad guatemalteca terminó 2019 con la clausura en septiembre de la Comisión Internacional Contra la Impunidad (CICIG), creada en 2006 con amparo de la Organización de Naciones Unidas (ONU), y la hondureña abrió 2020 con el cierre en enero de la Misión de Apoyo Contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras (MACCIH), instalada en 2016 con aval de la Organización de Estados Americanos (OEA).

 “La migración obedece a la ausencia del Estado en garantizar los derechos de la mayoría de la población, que sufre violencia, desempleo, hambre y migración forzada. Esas causas tienen relación directa con la corrupción, que se roba los recursos que deberían satisfacer los derechos de la población”, dijo el guatemalteco Manfredo Marroquín, presidente de Acción Ciudadana, agrupación no estatal que representa en Guatemala a TI.

“Estos países que reniegan a combatir la corrupción, al abortar proyectos exitosos como la CICIG, prácticamente están condenando a que sean países expulsores de sus ciudadanos eternamente”, explicó Marroquín a EL UNIVERSAL.

“Sí hay una causa directa de la corrupción con la migración forzada, porque las poblaciones entienden perfectamente que gobiernos corruptos nunca van a resolver los problemas que los hace salir huyendo de sus propios países”, reafirmó.

Entre los países americanos, el mejor calificado fue Canadá, de 12 con 77 puntos, mientras que Nicaragua, de 161con 22, y Venezuela, de 173 con 16, y fuentes de una incesante migración por pobreza, inseguridad y corrupción, siguieron como los peores. México pasó del 134 al 130, con 29.

agv

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios